Guía para convertirse en inversionista inmobiliario

Estamos en un año clave: en 2016 subirán los precios.

Muchos profesionales jóvenes apuestan por comprar deptos para luego arrendarlos. Si uno tiene el pie del 10% del valor del inmueble está casi listo.

Compare tasas

Lo primero es cotizar en distintos bancos. Las simulaciones de crédito permiten comparar el monto del dividendo versus lo que se podría recibir por el arriendo. “Teniendo claro eso puedes saber si es una buena o mala inversión. La compra de un inmueble es atractiva porque es un bien que se va apreciando”, destaca el ingeniero civil industrial Juan José García Barturen (28), recién convertido en propietario e inversionista.

Investigue la oferta

“Recorra físicamente todas las salas de venta o pilotos. Hoy casi todos los proyectos se venden en blanco o en verde, pero hay recorridos virtuales que simulan muy bien los espacios”, explica Andrés Ergas, gerente comercial de Ralei Grupo Inmobiliario.

Analice el sector 

Mejor si el inmueble está cerca del metro y tiene supermercados, universidades y colegios cerca. Ñuñoa, Independencia, Santiago, Estación Central o La Florida son hoy la estrellas para invertir: “Aseguran una muy buena plusvalía en corto plazo”, añade Ergas.

Chequee al vendedor 

“Averigüe sobre la inmobiliaria y la constructora que está detrás del proyecto; revise plazos de entrega y su servicio de postventa”, sugiere Ergas.

Contratos de arriendo 

“Asegúrese que el arrendatario cuente con sus cotizaciones de sueldo. También las corredoras de propiedades pueden hacer ese trabajo como intermediarias”, apunta García.

Compre en blanco 

Ergas destaca los descuentos que ofrece esta modalidad de compra: “Se puede aprovechar el tiempo de espera de la entrega para reunir el dinero necesario para pagar el pie”.

2015: año clave 

“Para alcanzar a comprar sin IVA, que empezará a regir en 2016, es importante cerrar las promesas antes del 31 de diciembre de 2015”, precisa Ergas.

Más de 1 dormitorio 

“A los inversionistas jóvenes les recomendamos invertir en departamentos de 1 y 2 dormitorios, que se puedan arrendar y vender fácilmente, o ser usados como su vivienda propia una vez que hayan pagado y aprovechado la inversión”, cierra el ejecutivo de Ralei.

Fuente: Lun

Lee también

Guía para cumplir con el sueño de la casa propia antes que lo pille la Reforma Tributaria

Hasta en un 12% subirán las viviendas desde el 1 de enero del 2016. Los …

2 comentarios

  1. La gran traba además del pie es el crédito bancario. Temas como años de antigüedad laboral o salarios ridículamente altos (mucho más de lo realmente necesario a mi gusto), siguen siendo antiguas y malas métricas para ver si alguien “merece” un crédito.

    • Rodrigo Fuenzalida

      Hola Pablo, efectivamente el Banco pone muchas más trabas, por eso dentro de nuestra asesoría gestionamos los créditos hipotecarios dónde los requisitos no son tan complicados, por ejemplo que tengas contrato indefinido y un salario no tan alto (dependiendo de a que llames ridículamente alto). Para más información te invitamos a ingresar tus datos en nuestro formulario http://cptz.me/1qfSTmU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *