Cosas que debes considerar antes de renunciar al trabajo

Antes de renunciar al trabajo que tienes, hay algunos preparativos que protegerán tus finanzas, tu carrera, tu estabilidad laboral y vida personal. Todos los profesionales en algún momento sentimos que es hora de dar las gracias, renunciar al trabajo y cambiar el rumbo laboral. Pero antes de hacerlo, toma nota:

1.Revisa tus finanzas

Lo primero que debes hacer antes de renunciar al trabajo, es un balance de tu dinero. La planificación financiera puede ser confusa, así que no dejes que este gran detalle haga que se desmoronen tus planes. Si lo necesitas, busca asesoramiento.

¿Estás preparado para pasar un tiempo sin empleo? ¿Puedes seguir pagando tu arriendo y tus gastos personales? Si tienes un crédito hipotecario, al renunciar al trabajo no habrá fondos para hacer los descuentos automáticos ¿Tienes ahorros para solventar este gasto? Recuerda que si no pagas a tiempo podrías acumular muchos intereses.

Lo ideal sería encontrar un nuevo empleo antes de renunciar al trabajo que tienes ahora, pero no siempre es posible. Los expertos en finanzas recomiendan que para enfrentar el desempleo, vale la pena tener un ahorro que cubra los gastos de por lo menos 3 meses.

Si tienes deudas importantes, es necesario que las reduzcas al máximo antes de renunciar al trabajo que tienes actualmente.

Otro gasto importante a considerar, es la salud. En tu empresa actual ¿Tienes convenios médicos que dejarás de tener? ¿Cuentas con privilegios mejores que los que probablemente tendrás? Si es así, considera agendar tus últimos exámenes y horas mientras estés cubierto por el plan del empleador y sácale provecho a esos beneficios antes de renunciar al trabajo.

 2.Analiza tus competencias

Si cambias de trabajo porque el sueldo es muy bajo, es poco realista pensar que afuera hay una empresa dispuesta a pagarte un sueldo superior por hacer lo mismo. Evalúa tus capacidades y habilidades y también aquellas más valoradas en tu industria o área de trabajo. Quizá necesitas aprender un segundo idioma o tal vez dominar programas de computación específicos antes de pensar en renunciar al trabajo que tienes actualmente.

Hay herramientas en internet, como Reqlut.com, que te permiten ver cuánto podrías ganar según el trabajo que buscas.

 3. Despídete del computador y del teléfono de la empresa

Probablemente ya adoptaste el equipo de la  empresa como “tuyo”, pero tú no eres el dueño. Es probable que tu empleador revise todos los archivos o que simplemente, los borre. Copia todos los archivos que necesitas antes de renunciar al trabajo. También ten en cuenta los archivos que son propiedad de la compañía.

4. Haz las cosas fáciles para tu sucesor y no te vayas de mala forma

Hay personas que quieren renunciar al trabajo en una gran y dramática puesta en escena. Nunca hagas eso, no importa cuánto se lo merezca tu futuro ex jefe, porque nunca sabes cuándo puedes volver a ver a aquellas personas en tu vida. Si eres de los que darán este gran salto en su vida, asegúrate de que sea una pirueta y no una caída. Por muy infeliz que hayas sido en ese empleo y por muy terrible que haya sido renunciar al trabajo, no es profesional dejar un montón de cabos sueltos. En tu última semana, haz un esfuerzo para que las cosas queden organizadas y preparadas para tu reemplazante.

Si decides renunciar al trabajo

Ahora sí, revisa tu curriculum vitae: ahora tienes más experiencia, sin duda has desarrollado habilidades, y si adicionalmente te has preparado por tu cuenta, es importante que actualices tu currículum vitae.

Fuente: Reqlut.com

Lee también

Cómo estrujar el espacio en un depto de 50 m2

Evite los muebles pesados, prefiera las paredes claras y use la cama como clóset. Tips …