Proyecto de la nueva Línea 7 sumará a Vitacura, Cerro Navia y Renca a la red del metro

El nuevo trazado que podría ser anunciado en la cuenta presidencial, tiene 30 kilómetros y busca quitar unos 10 mil pasajeros por sentido en la hora punta de la mañana a la Línea 1. Costaría US$ 2.900 millones, y se descartaría concesionarlo.

Vitacura, Cerro Navia y Renca serán las próximas comunas que se sumarán a la red del metro, que hoy alcanza a 21 municipios del Gran Santiago.

Lo harán como parte de la nueva Línea 7, que podría anunciar la Presidenta Michelle Bachelet en su discurso presidencial de mañana.

Según informa hoy El Mercurio, respecto de los beneficios del proyecto, la ministra de Transportes, Paola Tapia, dijo que en la cartera se va a “seguir focalizando nuestro esfuerzo en la integración de todos los modos de transporte”, como buses, metro, el tren y otros.

Según detalles del trazado, la próxima línea de Metro se extenderá en un trazado de 30 kilómetros. Partirá en Vitacura, en Estoril con Av. Presidente Kennedy, desde donde avanzará hacia el poniente en forma subterránea. A la altura de Vespucio alcanzará su punto de mayor profundidad, donde deberá atravesar bajo 40 metros la futura autopista Vespucio Oriente y el túnel Kennedy, para luego enfilar hacia la rotonda Pérez Zujovic.

El alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, dice que la decisión de construir el metro en su comuna “es inteligente y necesaria, porque desincentiva el uso del automóvil. Además, es una contribución para cientos de personas que vienen a trabajar a Vitacura todos los días. También para los estudiantes, porque hoy tienen serios problemas para trasladarse”, afirma.

Hacia el poniente, el trazado avanzará luego por Av. Andrés Bello. Combinará con la Línea 1 en Salvador y Baquedano, donde también tendrá transferencia con la Línea 5. Luego, continuará por Cardenal Caro. Combinará con la Línea 2 y la futura Línea 3 en estación Cal y Canto. Avanzará por Mapocho y José Joaquín Pérez hasta Cerro Navia. El alcalde de esa comuna, Mauro Tamayo, dice que la línea representará un cambio importante para las 160 mil personas que viven ahí.

“Hago un reconocimiento a la Presidenta. Nuestra comuna es cercana al centro de Santiago y es dormitorio para quienes trabajan en Providencia o Vitacura. Hoy eso implica horas en locomoción colectiva para los trabajadores. Por otra parte, beneficia al nuevo hospital (Félix Bulnes), que entra en operaciones a fines de 2018, porque va a permitir grandes flujos de personas desde Renca o Pudahuel”.

Desde Cerro Navia, el trazado avanza hacia el norte, hasta concluir en Renca, en las esquinas de Vicuña Mackenna y Brasil.

Según fuentes del Ministerio de Transportes, la inversión superará los US$ 2.900 millones y se ejecutaría con recursos estatales descartando así el uso del mecanismo de concesiones que pidió evaluar la Presidenta Bachelet, cuando anunció la Línea 7, el 5 de noviembre de 2014.

La ex subsecretaria de Transportes Gloria Hutt valora el proyecto. “Hay suficiente demanda para justificar una nueva línea de metro, porque el eje oriente-poniente es el corredor con la mayor demanda de Chile. Un proyecto como este va a reemplazar varios recorridos de buses y consolida un cambio gradual para que Santiago ceda terreno a un sistema de rieles como modo masivo principal”.

Impacto en toda la red

Con la línea en operaciones se busca reducir en 10 mil pasajeros por sentido la recarga que hoy sufre la Línea 1.

Este alto grado de saturación, que alcanza niveles de hacinamiento superiores a los seis pasajeros por m2 (de los más altos del mundo), había convertido al proyecto en una urgencia, desde el gobierno anterior, cuando la Línea 7 fue proyectada desde Tabancura a Pajaritos, en el plan de infraestructura 2025.

La saturación incluso amenaza con volverse más crónica con la entrada en operaciones de los servicios ferroviarios expresos a Rancagua y Nos.

Según un informe al que accedió El Mercurio, estaciones como Los Héroes se acercan a su capacidad de diseño de 50 mil pasajeros por hora con flujos de 45.970 que se esperan con el nuevo tren de cercanías. Otras, como Estación Central, alcanzarán 39.150, y Baquedano podría superar los 48 mil. Aunque la entrada en operaciones de la Línea 6 aliviará estos flujos, se espera que otros proyectos, como el tren a Melipilla, puedan volverlos críticos.

Fuente: Emol.com

Lee también

4 beneficios para tu propiedad gracias a la línea 7 del metro

Hace unas semanas fue confirmado por la misma presidenta de la República la construcción y …