Guerra a “guetos verticales” en Santiago pone en riesgo proyectos por más de US$160 millones

A sólo seis meses de que el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, asumiera sus funciones, ya está en rumbo de colisión con uno de los sectores empresariales más poderosos, el de la construcción.

Esto, por su oposición a que se levanten los denominados “guetos verticales” en la comuna, al estilo de lo que ocurrió en Estación Central, que lo llevó a ordenar el lunes una revisión a todos los permisos de edificación otorgados en la administración anterior.

Panorama del cual la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) no quiso referirse, a la espera de recopilar todos los antecedentes, pero donde la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, que agrupa a grandes inmobiliarias, sí opinó: “Se requiere una norma específica que dé un criterio de densidad urbana de equilibrio, de acuerdo al mérito de cada zona, para evitar la ambigüedad del concepto de “gueto vertical”, dijo el vicepresidente ejecutivo, Vicente Dominguez.

Bajo la actual política, agregó, diversos municipios, como Santiago, Valparaíso y Viña del Mar, plantean revisar, congelar o disminuir los permisos de edificación, lo que “puede generar un alza en los precios del sector, si la demanda sigue constante; más aún cuando las preferencias de los chilenos hoy van por la compra de departamentos y no de casas.

Las Cifras que dejó Tohá

Una disputa con ribetes políticos que se da tras la auditoría anunciada por Alessandri contra su antecesora, Carolina Tohá, luego de recibir el municipio en precaria condición financiera.

Según datos de Collares International, mientras en 2015 -en pleno auge de la campaña de viviendas sin IVA- se aprobó la construcción de 4.527 departamentos (312 mil metros cuadrados) en Santiago, el año pasado las aprobaciones llegaron a 7.852 departamentos (433 mil metros cuadrados), cifra sólo superada en la última década por los datos de 2014, cuando el municipio autorizó la edificación de casi 11 mil departamentos.

De esta forma, prácticamente todos los permisos otorgados en 2016 entrarán en revisión, considerando que para su construcción aún se deben tramitar los permisos ambientales.

“Efectivamente, tal como lo anunció el alcalde Alessandri, la municipalidad de Santiago, a través de esta secretaría, va a revisar todos los permisos de edificación aprobados, cuyas obras aún no se han iniciado, para ratificar que todos fueron otorgados en conformidad a la normativa vigente desde el año 2014, cuando se realizó la última gran modificación al Plano Regulador Comunal”, dijo el subdirector de la Secretaría Comunal de Planificación (Secplan) de la Municipalidad De Santiago, Juan Francisco García.

“Se caducarán permisos”

Pero la guerra en Santiago a los “guetos verticales” está declarada, luego de que el lunes pasado el alcalde suspendiera el inicio de obras del megaproyecto Carlos Valdovinos, en el sector conocido como Parque Las Moscas, que consideraba tres torres de 15 pisos y 4.200 departamentos.

“Si detectamos un caso similar, donde la inmobiliaria siguió los pasos correspondientes, pero se detectó un error de parte de la municipalidad al autorizar una densidad mucho mayor a la permitida, no vamos a dudar en iniciar el proceso de invalidación de los permisos”, aseguró García. “Esta herramienta legal nos permite caducar una autorización cuando las obras aún no se han iniciado”, explicó.

7.852 departamentos para su construcción aprobó en su último año la alcaldesa Carolina Tohá

Fuente: La Segunda

Lee también

Índice inmobiliario identificó a barrio de La Cisterna como el más rentable del país

El arriendo de departamentos en la zona de Goycolea, reportó en septiembre una tasa de …