Lo que hay que considerar al comprar una segunda vivienda

Señalan los expertos que la ubicación es fundamental, pero también es importante considerar la materialidad y el estado de conservación.

Antes de comprar una casa o departamento usados de segunda vivienda hay que considerar varios elementos, afirma Tomás Mena, director ejecutivo del Círculo de Corredores de Propiedades.

Lo primero, dice, es definir bien cuál va a ser el objetivo de la vivienda.

“Si va a ser un lugar de esparcimiento para el verano y durante el año va a estar vacía, entonces es fundamental fijarse bien en cuál es la seguridad del balneario y el entorno. En este sentido, a veces es más recomendable buscar propiedades en formato de departamentos o condominio, ya que sin duda son más seguros durante el tiempo en que están deshabitados”.

Además, dice, es importante la ubicación de la vivienda, “en dos sentidos. Si el balneario tiene acceso al lago o al mar, hace que las viviendas tengan mayor valor. Y también hay que revisar el desarrollo urbano del entorno y la conectividad con servicios, como supermercado, locomoción, restoranes, entre otros”.

A su vez, indica, hay que considerar otros factores, como el potencial de inversión a largo plazo, respecto a valor y velocidad de reventa, y la factibilidad de arriendo, para facilitar el financiamiento y amortización durante la vida útil de la propiedad.

Factores constructivos

Dice que si la opción es comprar un departamento frente al mar, lo más importante a tener en consideración es la humedad que existe en esos lugares, y, por lo tanto, la ventilación que posea el inmueble es un aspecto clave a la hora de elegir.

Si se está optando por una propiedad en un piso bajo, explica, “lo más probable es que se acumule humedad. Entonces es clave elegir bien la orientación de la vivienda, y privilegiar propiedades donde el sol entre de mejor manera y aumente la luminosidad”.

En cuanto a la conservación, señala, “es recomendable airear la casa permanentemente y asearla luego de ocuparla. Si está ubicada en lugares muy soleados o con mucha humedad, es importante que los muebles de la casa estén cubiertos, y optar por materiales de baja manutención, como son los materiales sintéticos o nobles, que no requieren revestimientos o mucha protección. Por el contrario, madera y metales son particularmente complejos cerca de bordes costeros”.

Y otros elementos a considerar en este aspecto, indica, son los techos y sellos, que deben estar en buenas condiciones en sectores lluviosos; las instalaciones eléctricas y gas, que deben ser de muy buen nivel para evitar problemas que aumentan en periodos en que la casa se encuentra deshabitada, y considerar instalar estanques en zonas con escasez de agua.

Fuente: El Mercurio

Lee también

¿Departamento 100% eléctrico? ¿Cómo ahorrar?

En estos tiempos modernos nos asombramos cada día más por cantidad de aparatos o dispositivos …