SII castiga la altura y eleva por primera vez el avalúo fiscal de los edificios de seis pisos o más

En la circular, el SII establece coeficientes multiplicadores de hasta 9,9 veces en ciertas áreas de comunas como Estación Central, Quinta Normal y San Joaquín.

El reavalúo 2018 de propiedades no agrícolas habitacionales está en plena marcha y en marzo los contribuyentes empezarán a recibir la carta que representa la primera cuota de sus contribuciones que tendrán que pagar en abril.

Este proceso ocurre cada cuatro años y es una actualización masiva y simultánea de los valores o avalúos fiscales de las propiedades, que refleja las plusvalías o minusvalías que han experimentado durante un período de tiempo. Para recalcular y actualizar los valores, el Servicio de Impuestos Internos (SII) considera aspectos como el comportamiento del mercado inmobiliario, infraestructura vial y equipamiento urbano, inversión pública y uso del suelo.

La semana pasada, el SII publicó los nuevos valores o la tasación fiscal de alrededor de 6,6 millones de bienes raíces no agrícolas y una resolución número 128 en la que fijó los valores de terrenos y construcciones para el proceso.

Los asesores tributarios se encontraron con sorpresas que terminarán llegando a los contribuyentes a partir de abril, cuando revisen los valores que deberán pagar por sus contribuciones.

La principal de ellas tiene que ver con un coeficiente de ajuste al alza y que “castiga” a quienes viven en edificios mayores o iguales a seis pisos.

En la circular, el SII establece coeficientes que parten en 1 y van hasta 9,9 en ciertas áreas homogéneas de comunas como Estación Central, Quinta Normal y San Joaquín. Según explica Matías Guzmán, socio de Guzmán & González abogado, lo que hacen esos coeficientes es multiplicar los valores. Por ejemplo, si el valor del área del terreno es de $100 mil por metro cuadrado, puede terminar en $900 mil, en el caso de multiplicarse por nueve. “Es un factor nuevo que marca una diferencia. En el reavalúo anterior solo había factores que llevaban el valor a la baja, como estar al lado de un basural o un cementerio. Por primera vez vemos factores al alza. Llama la atención que en algunas comunas se multiplique por nueve, lo que puede ser excesivo”, dice.

Agrega que es un “castigo que van a terminar pagando los contribuyentes”. En muchos casos, se trata de habitantes de comunas de clase media que, sin este factor, hubiesen quedado en el tramo exento del pago de impuestos -que en esta versión de reavalúo está en unos $33 millones- o pagando una contribución considerablemente menor.

“Lo que nos parece que puede ser un poco grave es que la demanda inmobiliaria pueda verse afectada por temas de contribuciones, porque puede que se convierta en un desincentivo a construir, lo que no es bueno, porque la contribución no debiese afectar dicho factor”, agrega Guzmán. Eso sí, valora que la administración del SII haya simplificado y transparentado distintos procesos del reavalúo.

El otro tema valorado por los expertos es el listado que se publicó para el “coeficiente corrector excepcional”, que a diferencia del anterior, corrige los valores de los terrenos a la baja y que tiene por objeto recoger la minusvalía de un terreno. “A diferencia del proceso de reavalúo anterior, el SII esta vez regula varias causales específicas asignando a cada una un coeficiente determinado”, dice Cristian Bonacic, senior manager de tax & legal de Deloitte. Son ejemplos de ello predios cercanos a basurales, cementerios, cárceles, estadios de fútbol, propiedades abandonadas, con deficiencia de accesibilidad y otros. Bonacic ejemplifica: para el caso de terrenos con destino principal habitacional, colindante a una cárcel, se aplica un coeficiente de ajuste de 0,7. “El SII además señala que el coeficiente no se otorga en forma copulativa, por lo que en caso de que concurran más de uno, se aplica el coeficiente menor”, dice.

Fuente: El Mercurio

Lee también

Arriende tranquilo su propiedad con estos consejos legales

El precio de las propiedades hace que muchas personas opten por el arriendo de estas …