Desplome de obras en la RM impulsaría precios de viviendas en el mediano plazo

Superficie autorizada para edificación cayó 8% en los primeros nueves meses de 2017 en comparación con igual lapso de 2016. Estas cifras, sumadas a la mayor confianza de los consumidores, configurarían un escenario con aumento en los valores.

Los fundamentos son claros: los precios de las viviendas irían al alza en el mediano y largo plazo en la Región Metropolitana. Lo afirman representantes de la industria al mirar las señales del sector y lo sugieren también las cifras. La superficie autorizada para la construcción de viviendas en la zona durante los primeros once meses de 2017 sumó 3.907.326 metros cuadrados, una cifra 8% más baja a lo acumulado en igual período de 2016. Considerando sólo noviembre, la caída fue de 31,6%, números que dejan entrever un menor desarrollo de viviendas en el futuro, según Reinaldo Gleisner, consultor del área de brokerage de Colliers International.

En el sector, comentan que las razones de esta baja son básicamente la mayor escasez de suelo y -crecientemente- la mayor incertidumbre respecto a estos proyectos. Esto, debido a conflictos con las comunidades y a la judicialización de algunas iniciativas, entre otros.

Si a este escenario se suma el repunte de las confianzas de los consumidores que se espera para el próximo año, comenta Vicente Domínguez, director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), se configura un escenario perfecto para un alza en los precios de las viviendas. Pero, en el mediano y largo plazo, considerando que las empresas se demoran cerca de seis meses en empezar las obras tras obtener los permisos y en torno a dos años para la entrega de las viviendas.

El alza exacto sería difícil de predecir, aunque en el mercado aseguran que el avance estaría en torno al 5%. Se trata de una cifra levemente superior al actual aumento que han registrado las viviendas. Según la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), durante el trimestre julio-septiembre el precio de estas subió 3,4% en relación a igual período del año pasado. Mientras los departamentos incrementaron sus valores de venta en 5,7%, el de las casas aumentó 1%.

Permisos a la baja. Desde la Cámara Chilena de la Construcción, el gerente de estudios Javier Hurtado coincide con este diagnóstico y aseguran que la incerteza jurídica es actualmente uno de los mayores riesgos para la realización de proyectos en un futuro. Esto, considerando -por ejemplo-, lo sucedido en Las Condes con la paralización del proyecto de Inmobiliaria 23 ubicado en el sector de Presidente Errázuriz; las obras que se buscaban levantar en el predio donde se emplazaba Villa San Luis y los casos similares ocurridos en Ñuñoa y Estación Central.

La judicialización de proyectos y la escasez de suelo serán las principales razones detrás de la caída en las autorizaciones, pero no son las únicas.

“El mercado no está con déficit, hubo una aceleración en la petición de permisos en 2015 por la pronta aplicación del IVA a la construcción y ahora es cada vez más difícil obtener permisos de construcción”, agrega Vicente Domínguez, director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI).

A estos fenómenos se suma el aumento en los costos de construcción, según detalla Gleisner, lo cual sería una presión adicional para los valores de las viviendas. De hecho, el Índice de Costos de Edificación de la CChC subió 3,5% en octubre de 2017 en relación al año pasado. Aunque el alza se encuentra en línea con lo registrado en meses anteriores, el avance llevó al indicador a alcanzar máximos históricos.

Balance general

Mientras en la Región Metropolitana la tendencia en los permisos va a la baja, a nivel nacional las cifras van al alza. En los primeros once meses de 2017, la superficie autorizada para construir viviendas sumó 10.324.996 metros cuadrados, una cifra 9% más alta a lo registrado en igual período del año pasado. Si se suman los permisos para obras no habitacionales, se alcanzan los 15.462.468 metros cuadrados, una cifra 0,2% más baja a la de 2016.

Considerando sólo noviembre, la superficie autorizada alcanzó los 1.269.679 metros cuadrados, un nivel 17% más bajo a lo registrado en igual período del año pasado. Según detalló el INE, la caída respondió a la contracción que se produjo en los permisos para el área de servicios.

Fuente: Pulso

Lee también

Comportamiento crediticio de mujeres es hasta un 43% mejor que el de hombres

Cifra corresponde al índice de mora por 90 días o más, mientras que en los …