5 Tips para no tener pérdidas cuando arriendo mi propiedad

Existen múltiples factores que podrían hacerte perder dinero antes, después y durante un periodo de arriendo de tu departamento.Hay costos de publicidad, el costo de aplicar parches y pintar paredes y reemplazar el piso con el que su inquilino anterior habría vivido y, por supuesto, la vacante.

 

1.Evita publicar tu departamento a un precio muy elevado.

Muchos piensan que es una excelente idea poner su departamento a un precio mayor al del mercado, sin embargo, considera que los costos de la vacante son altos, y cuanto más te cueste encontrar un arrendatario, más dinero perderás.

Uno de sus objetivos debería ser encontrar inquilinos de calidad que cuiden su propiedad y paguen de manera consistente. Cuando encuentres a estas personas, haz lo que puedas para mantenerlas.

Algunas personas se irán inevitablemente porque se están mudando por el país o comprando una casa, pero lo último que desea es perder a sus mejores inquilinos por el propietario en la calle, teniendo en cuenta los gastos de adquirir un nuevo inquilino y la pérdida de ingresos en la vacante.

2. Preocúpate de brindar una buena atención personal

El precio del alquiler no es el único factor involucrado en la retención del arrendatario. La otra clave es el servicio al cliente. Ya sea que administres personalmente tus propiedades o tengas un administrador de la propiedad, asegúrate de que tus inquilinos sean tratados con respeto y profesionalismo, se valoren sus inquietudes y se resuelvan los asuntos de manera urgente y satisfactoria. Una buena relación inquilino / propietario evita que los inquilinos piensen en mudarse.

Para evaluar si su administrador de propiedades se desempeña de manera tal que fomente buenas relaciones entre arrendatarios y propietarios, envía un mail solicitando comentarios de tus arrendatarios, haciéndoles saber que su opinión es valiosa y pueden contactarte directamente si no están satisfechos con el administrador.

3. Aumentar el alquiler estratégicamente

Ahora, después de decirte que las rentas más bajas pueden generar mayores ingresos, procederé a aconsejarte que aumentes tus rentas para tus arrendatarios a más largo plazo. Esto no es una contradicción en absoluto. Más bien, es un equilibrio delicado que requiere el conocimiento del valor de tu propiedad en relación con la competencia.

Como mencioné, los arrendatarios pueden ser más leales si no pueden encontrar una renta más baja en otro lugar. Pero esto no significa que nunca debas aumentar los alquileres cuando tengas una buena razón para hacerlo. Mudarse le cuesta dinero a los arrendatarios también. Si el valor de tu arriendo actual es significativamente mejor que el valor de un alquiler nuevo más el costo de mudanza, todavía tienes la ventaja.

Asegúrese de conocer los precios de arriendo mensual del área, investigando a través de distintos portales, o incluso con el conserje del edificio.

4. Se diligente con los pagos tardíos

Mostrar amabilidad y respeto a tus inquilinos no significa ser fácil de convencer en lo que respecta a la recaudación de alquileres y los recargos por pagos atrasados. Las cobranzas no son la parte más agradable de ser un propietario, pero son esenciales para administrar un negocio rentable. Asegúrate de que tus arrendatarios comprendan que se trata de una empresa, que han firmado un contrato, y que es su trabajo completar esta transacción, siguiendo el contrato y todas las leyes aplicables (incluidos los procedimientos de desalojo si es necesario).

Si permite que los inquilinos se salgan con la suya pagando tarde sin las tarifas apropiadas, estás dejando dinero sobre la mesa. Y, tus inquilinos pueden tratar de llegar con los pagos atrasados varias veces más, causando que tengas más trabajo y estrés extra.

Si tu arrendatario te envía un cheque atrasado sin incluir los cargos por pagos atrasados, explícale amablemente que el alquiler no se considera pagado hasta que se hayan cobrado todas las tarifas y que, desafortunadamente, no puedes aceptar este pago hasta que se incluyan todos los intereses por mora. Si te mantienes firme, aprenderá rápidamente que no se puede aprovechar y lo más probable es que cumpla.

5. Cobrar un mes de garantía

En caso de que el departamento sufra daños causados por los arrendatarios, el valor de la garantía podría cubrir las reparaciones, y así evitar gastos innecesarios. Recomendamos siempre cobrar el equivalente a un mes de arriendo, y al momento de que tus inquilinos deban abandonar el inmueble, si este no tiene ningún tipo de daño o requiera reparaciones, este dinero se le devuelve al arrendatario.

Lee también

Ahorrar tiempo: Ten a mano estos papeles cuando vayas por un hipotecario (Información que si o si piden)

Un crédito hipotecario es un préstamo a mediano o largo plazo que otorga el banco …