Si compro en blanco, ¿De qué debo preocuparme que cumpla la constructora?

A diferencia de la venta en verde, comprar en blanco significa que: En primer lugar, el proyecto no está en ejecución y lo único que existe son los planos en color blanco, de ahí su nombre.

La venta en blanco es un método de pre-venta y una especie de financiamiento que ayuda a la constructora a llevar a cabo su proyecto. Muy pocas inmobiliarias realizan esta práctica, sin embargo, es una tendencia que está tomando fuerza. ¿Por qué?

El precio es el principal atractivo, ya que varía generalmente entre un 10% y un 30% del valor del inmueble, además de tener el privilegio de elegir la mejor ubicación, estacionamiento, bodega e incluso hacer modificaciones en el acabado del departamento.

Considera que lo único tangible de tu compra será el terreno en donde iniciará la construcción, en donde incluso no se han iniciado las excavaciones

 

Entonces, ¿En qué debes fijarte antes de firmar?

  • Debes investigar y conocer bien la empresa inmobiliaria, verificar su trayectoria en el mercado, proyectos realizados y su reputación.
  • Fíjate si hay una fecha definida para el inicio de la construcción.
  • Debes conocer bien las superficies de las unidades que estás comprando, su orientación y los espacios para ver si se adecuan a tu necesidad.
  • El primer proceso de firma de la reserva es por un monto menor y debe quedar respaldado a través de un documento (Póliza de seguro o boleta de garantía)
  • En la promesa debe haber referencia a planos y especificaciones técnicas. De lo contrario, ante una irregularidad, es difícil que el cliente pueda reclamar.
  • Si consideras que el trato ya no es favorable, siempre puedes poner a la venta la unidad a través de la inmobiliaria.
  • Averiguar cómo funciona el servicio de post-venta de la empresa.

Lee también

Pagar el pie ¿Juntar el dinero o pagarlo en cuotas?

Anteriormente, las entidades financieras podían financiar hasta el 100% del valor de una propiedad, pero …