Crecimiento acelerado impactaría en calidad de vida de comunas de la periferia de la RM

La Región Metropolitana no tiene una buena calidad de vida. Así se desprende del Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU) 2018 que realizan la Cámara Chilena de la Construcción y el Instituto de Estudios Urbanos UC, que mostró que 23 de los 42 municipios medidos en la capital (los que tienen más de 50 mil habitantes) están dentro de los peor evaluados.

Y llama la atención el bajo desempeño que obtienen sectores periféricos de la RM: varias comunas que están en tránsito rural-urbano y que han experimentado un aumento de su población en los últimos años exhiben déficit que los deja con un bajo índice de calidad de vida.

De los 15 municipios con peor evaluación en el ICVU, seis cumplen con el perfil anteriormente mencionado: Talagante, Peñaflor, Paine, Buin, Melipilla y Colina.

En la mayoría de esos municipios los aspectos donde tienen resultados más bajos son la conectividad y movilidad, y el desarrollo del sector como ambiente de negocios.

¿Qué está ocurriendo en estas comunas? Antonio Orellana, académico de la UC y coordinador del equipo de trabajo del ICVU, asegura que estos sectores han experimentado procesos de urbanización acelerados “que no van de la mano con el desarrollo de infraestructura ni equipamientos suficientes en salud, conectividad o educación. Aumenta la población, pero se saturan los servicios”.

Orellana agrega que parte del deterioro en estas comunas es generado por el rol asistencial que asumen con municipios vecinos menos desarrollados: “Por ejemplo, San Bernardo es afectado porque es cabecera de la provincia de Maipo. Presta servicios al resto de comunas periféricas de la zona sur”, como Calera de Tango, Buin o Pirque, afirma.

El urbanista de la U. del Desarrollo Julio Nazar argumenta que el rol intercomunal no necesariamente es malo. Para él, el principal problema es la conectividad deficiente.

Agrega que los factores que propician déficit en la calidad de vida obedecen también a un problema estructural, “que es la ausencia de una planificación urbana territorial completa en la ciudad de Santiago, la cual se ha dejado en manos de comunas con poca capacidad económica para liderar transformaciones urbanas importantes”.

Jonás Figueroa, urbanista de la U. de Santiago, dice que el problema surge porque en estas comunas hay sectores que “han ido creciendo en vivienda, muchas veces por el ‘rebalse’ de la ciudad mayor (Santiago), pero no tienen los servicios mínimos, como sanitarios o escolares”.

La defensa

Pero el alcalde de Talagante, Carlos Álvarez, no está de acuerdo, y cuestiona la validez de la encuesta desde el punto de vista metodológico: “Cambiaron los indicadores de un año a otro, y eso nos hizo caer”. El edil agrega que “la medición tiene un sesgo con las comunas como Melipilla, Buin, Paine, Peñaflor y nosotros. Tengo la impresión de que acá (en esos municipios) hay una buena calidad de vida”.

El edil asegura que en su comuna hay “servicios, empresas de retail, correo, Fonasa, oficinas comerciales de todos los bancos, cajero automático, caja vecina”, y asegura que tienen un plan regulador vigente, aunque debe actualizarlo. Y es tajante: “lo que pasa es que yo no quiero que Talagante sea como Santiago, Vitacura o Providencia. Me interesa que Talagante mantenga el mismo rasgo de pueblerino que tiene hoy”.

Mala calidad 3 millones de personas viven en comunas de la RM con baja calidad de vida, según el ICVU.

Fuente: El Mercurio

Lee también

¡Capitalizarme en Infogate! Las mejores ofertas en el 7° Salón Inmobiliario “tu proyecto ideal”

Será la oportunidad para acceder a descuentos y también a información para poder comprar de …