¿Departamento 100% eléctrico? ¿Cómo ahorrar?

En estos tiempos modernos nos asombramos cada día más por cantidad de aparatos o dispositivos electrónicos que nos ayudan a tener una mejor calidad de vida en nuestro hogar, pero ¿Qué sucede cuando convertimos nuestro departamento en un departamento 100% electrónico? La facturación mensual del servicio de luz llegaría a un alto costo, además no estaríamos ayudando a la conservación del ambiente.

Hoy te damos algunas ideas de cómo podemos ahorrar un poco de energía aun cuando nuestro departamento este repleto de artefactos electrónicos que nos encantan y facilitan nuestra vida.

En temporadas de invierno, podemos jugarle al frío con algunas ideas sin necesidad de encender la calefacción todo el día, tales como, dejar que entre la luz del sol, abre las ventanas y deja que el sol caliente tu departamento de forma gratuita, vuelve a cerrarlas al atardecer para que ayuden a aislar. De igual manera en las temporadas de verano, para no encender un aire acondicionado todo el día, abre ventanas y deja entrar corrientes de aire natural para refrescar tu hogar.

Elimina la energía desperdiciada, recuerda apagar las luces cuando salgas de la habitación o cuando sea de día, nuevamente puedes abrir tus cortinas para que entre luz natural e ilumine el espacio sin encendida de tener la luz encendida.

Usa los electrodomésticos de manera eficiente. Haz sólo cargas completas cuando uses tu lavavajillas o lavadora de ropa. Use la configuración de agua fría en la lavadora cuantas veces puedas. El uso de agua fría reduce el uso de energía de tu lavadora en un 75 por ciento. Asegúrate de limpiar la trampa de pelusas de tu secadora luego de cada uso y evite sobrecargar la lavadora y la secadora.

Pon tu computadora y monitor a dormir. La mayoría de las computadoras vienen con las funciones de administración de energía desactivadas. Abre tu software de administración de energía y configúralo para que tu computadora entre en modo de suspensión si estarás lejos de la máquina por más de 10 minutos.

Desenchufa cualquier artefacto que no estés usando, aunque la mayoría tienen un control de voltios aún puede haber un consumo, bajo pero lo habrá. Desenchufa cargadores de teléfonos, laptops, o cualquier artefacto electrónico que no se esté usando de momento.

Reemplazar las ampolletas incandescentes con ampolletas CFL (Iluminación Fluorescente Compacta) de bajo consumo. Estas ofrecen un 80% de ahorro de energía. Un CFL de 20 W, por ejemplo, produce la misma cantidad de luz que un incandescente de 100 W. También puedes usar las bombillas LED más nuevas, que son un poco más costosas pero mucho más eficientes incluso que las CFL.

Cuando compres electrodomésticos nuevos, como neveras, congeladores o lavadoras, ten en cuenta los electrodomésticos que ahorran energía y busca una calcomanía de calificación energética en el electrodoméstico. Una calificación “A” indica que el electrodoméstico es muy eficiente energéticamente.

Aplica estos sencillos consejos y verás como puedes continuar usando esos maravillosos artefactos sin la necesidad de deshacerte de ellos, al mismo tiempo tu costo en la facturación de servicios de luz se verán disminuidos y la mejor recompensa de todas estarás colocando un granito de arena en pro de la conservación del ambiente.

Lee también

Pagar el pie ¿Juntar el dinero o pagarlo en cuotas?

Anteriormente, las entidades financieras podían financiar hasta el 100% del valor de una propiedad, pero …