Oferta de departamentos con entrega inmediata se duplicará hacia fines de 2019

La oferta de departamentos con entrega inmediata en la capital debiera registrar un fuerte incremento en la última parte de 2019. En el segundo trimestre de este año había 3.389 alternativas nuevas con recepción final en el Gran Santiago, cifra que se prevé subirá 116% en el cuarto trimestre de 2019, llegando a 7.322 unidades, según proyecciones de GfK Adimark, considerando que se mantiene constante el ingreso promedio de proyectos del último año, así como el nivel de ventas promedio del segundo trimestre de 2018.

“Es un número que no veíamos hace un tiempo. La preocupación es que se trata de un indicador que viene subiendo y la señal que se da es que en algún minuto se generaron muchos departamentos que no han sido capaces de ser absorbidos por el mercado”, indica el gerente Inmobiliario de GfK, Javier Varleta.

Desde el tercer trimestre de 2011 que no se superaba la barrera de las siete mil viviendas disponibles con entrega inmediata, considerando casas y departamentos. En el ejercicio realizado por la firma de estudios de mercado, si se suman las casas, las opciones construidas llegarían casi a las ocho mil unidades (7.928) hacia fines del próximo año.

Ahora bien, el propio Varleta dice que hay que poner estos resultados en perspectiva. “No es para alarmarse, pues hay que recordar que en plena crisis financiera se bordearon los 20 mil inmuebles recepcionados. Frente a ese escenario, siete mil no es tanto y se ve bastante sano”. Según los registros de GfK, en el segundo trimestre de 2009 hubo un peak de 18.240 opciones “llave en mano”.

Hernán Reyes, gerente general de Simonetti, señala que aunque haya un alto stock terminado en el Gran Santiago, lo que importa es la realidad del barrio donde se emplaza cada proyecto. “Los inmobiliarios no hacen el análisis a nivel general. Si se va a comenzar un desarrollo en Colón con Manquehue, por ejemplo, y en las cercanías hay solo 20 alternativas, da lo mismo que en toda la capital sean varios miles”, apunta.

Lo que más inquieta a Varleta sobre el potencial aumento del stock disponible es dónde se ubicarían esos departamentos. “Lo que preocupa no es la cantidad, sino que esta se concentre en algunas comunas, como Lo Barnechea, donde actualmente más del 30% de su oferta está lista para ser habitada”, indica.

Según los datos de GfK, Lo Barnechea es justamente la comuna con mayor presencia de departamentos recepcionados respecto del total (32%), seguida de Providencia (21%), considerando los datos del segundo trimestre de este año. En cuanto a las casas, las cifras son aún más pronunciadas: en Buin representan el 47% de la oferta y en Colina, el 35%.

Rodrigo Abufón, gerente comercial de Inmobiliaria Aconcagua, explica que a excepción de Buin, se trata de comunas de precios altos, lo que ralentizaría la venta. “Son productos que tienen una rotación bastante menor que la de públicos medios, ya que abarcan un nicho de la demanda más acotado. Por eso se genera un mayor porcentaje en stock “, subraya.

De todas formas, se prevé que disminuya la oferta de casas con entrega inmediata. Si en el segundo trimestre de este año este segmento abarca 1.295 opciones, en el cuarto trimestre de 2019 debiera llegar a 606, es decir, un 53% menos. “En las casas se puede parar la reposición si es que el interés por ellas cae, pues la construcción se va regulando por etapas. Por eso, las etapas cada vez son más chicas, si hace 15 años eran de 150 unidades, hoy hay algunas de incluso 20”, indica Varleta.

Exención del IVA originó el futuro sobrestock

El potencial aumento del stock inmediato de departamentos nuevos tiene su origen en 2015, coinciden distintos desarrolladores. Durante dicho año ingresó una gran cantidad de proyectos que ni siquiera habían comenzado a construirse, ya que las promesas firmadas hasta diciembre estaban exentas de IVA. “Muchas de esas obras se iniciaron incluso hacia fines de 2016, que son justamente las que van a estar listas en diciembre de 2019. Es una distorsión que se da exclusivamente por este tema”, aclara Andrés Ergas, gerente comercial de RDG (Ralei Development Group).

Reyes precisa que si bien en 2015 se vendió muy bien, después de 2016 se contrajo el mercado a raíz de la aplicación del impuesto. Para Ergas, también influyó en la demanda el menor crecimiento de la economía que afectó al país hasta el año pasado. A raíz de lo mismo, Varleta explica que el usuario final, que adquiere el departamento para vivir, es el que no siguió comprando. “En cambio, en las comunas donde hay inversionistas que quieren luego arrendar, hay muy poco producto terminado; se mantienen sanas”, dice.

Eso sí, Reyes estima que el número de transacciones del comprador final debiera crecer para lo que queda de este año y durante 2019, con lo que no sería tan pronunciado el incremento proyectado del stock . “Las medidas que está impulsando el Gobierno debieran comenzar a rendir frutos, por lo que el empleo debiera fortalecerse y ser un buen período para la industria inmobiliaria”, concluye el gerente de Simonetti.

Fuente: El Mercurio

Lee también

Pagar el pie ¿Juntar el dinero o pagarlo en cuotas?

Anteriormente, las entidades financieras podían financiar hasta el 100% del valor de una propiedad, pero …