Qué revisar en la entrega de un departamento

Estructuras, instalaciones y artefactos, te damos una pauta completa para que sepas qué revisar en la entrega de un departamento nuevo.

¿Estás por recibir tu nuevo departamento? ¡Felicidades! Sabemos que es el resultado de grandes esfuerzos, así que vale la pena celebrar con todo.

Sin embargo, para que la alegría de este día tan esperado dure y no se termine convirtiendo en una pesadilla, es necesario revisar el estado de las estructuras, instalaciones y artefactos antes de cambiarte a tu nuevo hogar.

De esta manera, podrás dejar constancia de los imperfectos en el acta de entrega de la inmobiliaria para que se hagan los cambios pertinentes.

Algunos de los problemas más comunes que se aprecian al recibir un departamento nuevo son:

  • Paredes con manchas
  • Puertas que no cierran bien
  • Piso con desniveles
  • Vacíos debajo de la cerámica o porcelanato
  • Filtraciones en lavamanos o lavaplatos
  • Enchufes o luminarias sin energía
  • Baja presión de agua

Lo primero que se debe revisar son los aspectos estéticos o visuales, que pueden apreciarse al mirar con detención las terminaciones del piso, muro, pinturas, cerámicas, artefactos, entre otros; luego, hay que fijarse en el funcionamiento de los sistemas que operan en el inmueble, así como su correcta operación.

Para que no se te escape ningún detalle, te entregamos una completa pauta sobre qué revisar en la entrega de un departamento nuevo:

1. Revestimientos

Piso

  • Verificar niveles (puedes usar una bolita, la que no debería moverse).
  • Ralladuras, picaduras y sopladuras.
  • Tonalidades y/o remates limpios y uniformes.
  • Canterías o uniones.
  • Alfombras (que no estén deshilachadas ni que se noten las uniones o el pegamento).
  • Que cubrejuntas estén firmes.
  • Guardapolvos uniformes y limpios.

Muros

  • Manchas y piquetes.
  • Transparencia (que tenga las manos de pintura necesarias).
  • Descascaramiento y burbujas.
  • Limpieza en los bordes y encuentros con piso/cielo.
  • Cornisas uniformes y limpias.

2. Instalaciones de agua y alcantarillado

  • Abrir todas las griferías y revisar por todos lados, de habitación en habitación, que no haya filtraciones.
  • Con las griferías abiertas revisar también que los sifones estén secos y que no caiga ni una sola gota de agua.
  • Mantener las griferías abiertas para probar las llaves de corte de agua por sectores.
  • Verificar que al abrir y cerrar las griferías no estén apretadas.
  • Comprobar que la grifería no tenga goteras.
  • Accionar las válvulas del estanque del WC varias veces para constatar que el agua evacúa normalmente y que no haya filtraciones en la base del receptáculo.

3. Instalaciones eléctricas

  • Probar los enchufes con algún aparato eléctrico.
  • Llevar una ampolleta para probar los soquetes.
  • Cotejar los automáticos con el plano, el cual debe estar en el tablero eléctrico. Se deben bajar uno a uno los automáticos, primero con todas las luces encendidas y después con todos los enchufes en operación, revisando que accione y corte lo que señala el plano.

4. Otros aspectos

  • Puertas: deben estar pintadas en todos sus cantos, sin golpes y manchas, y deben contar con su quincallería completa. Probar las llaves de la cerradura y verificar que no rocen el suelo o el marco.
  • Ventanas: que los vidrios no tengan piquetes ni manchas y que los aluminios no tengan abollones. Abrir y cerrar cada una, verificando cuadraturas y que abren suavemente sin forzarlas.
  • Cocina y horno: dar el paso del gas y encender los quemadores. Exigir manuales.
  • Campana: verificar que tenga “tiraje”, viendo si un cuadrado de papel higiénico se queda pegado en la rejilla al accionarla. Exigir manual.
  • Baños y cocinas: que los sellos de silicona sean uniformes y estén prolijos y limpios.

De todas maneras, para realizar una inspección completa y certera siempre será lo más recomendable contratar a un especialista. Así no quedará nada al azar. Las asesorías técnico-profesionales que brindan este servicio, conocen perfectamente qué revisar en la entrega de un departamento, identificando defectos y observaciones que pueden ocasionar incomodidad y peligro, y que probablemente no podrías ver por tu cuenta.

Si estás buscando tu próximo departamento, puedes encontrarlo en Capitalizarme.

Fuente: Mercadolibre.com

Lee también

¿Conoces las ventajas de la administración de edificios y condominios?

Vivir en edificios es una decisión que cada día más personas consideran. Sin embargo, hay …