¿Cómo desalojar a un arrendatario que no se quiere ir y no quiere pagar?

En muchas oportunidades escuchamos sobre arrendatarios que deciden dejar de cancelar el arriendo y que no se quieren ir del inmueble. En ocasiones, el arrendatario ofrece excusas constantes con respecto al atraso del pago, o simplemente no quiere seguir cumpliendo con el contrato. entonces, ¿cómo desalojar a un arrendatario?

El primer paso siempre debería ser tratar de llegar a algún acuerdo con el arrendatario para que salga de la vivienda sin necesidad de tener que acudir a un tribunal para que una sentencia sea dictada. Sin embargo, eso no funciona en todos lo casos.

Lo segundo es hacer desalojar al arrendatario a través de una resolución judicial, la cual se obtendrá luego de interponer una demanda de término de contrato. Una vez se logre probar que el arrendatario no ha realizado los pagos, el mismo será obligado a desalojar la propiedad y cancelar los pagos adeudados.

El juicio de arrendamiento tiene una duración aproximada de 5 a 6 meses, y depende mayormente del actuar de los abogados de ambas partes. Una vez la resolución salga a favor del dueño del inmueble se le otorga un lapso de 15 días al arrendatario para que se retire del inmueble en cuestión.

Lee también

Precio de departamentos sube 100% en Gran Santiago esta década, por restricción del suelo

Trabas a la densificación es una de las principales razones del encarecimiento de las viviendas, …