¡Capitalizarme en Las Últimas Noticias! Dato para propietarios de viviendas: hay dos formas para bajar los impuestos

De esta forma se pueden registrar pagos como las contribuciones, los gastos comunes, mantenciones y honorarios del corredor.

Si está en el camino de comprar propiedades para inversión, armar una sociedad inmobiliaria puede traerle ahorros y alivios a su bolsillo a que si las administra como persona natural.

Este mecanismo funciona cuando va por la tercera vivienda bajo modalidad DFL 2 –referido al Decreto de Fuerza de Ley 2 que entrega beneficios tributarios cuando se compran hasta dos viviendas de uso habitacional de menos de a 140 m2. En ese momento, se acaba el beneficio. Si su inversión no es DFL2, puede armarla desde la primera compra.

Bajo este sistema, puede descontar los desembolsos en que incurra por la administración de la vivienda, bajando el impuesto a la renta cada año.

“Con una sociedad inmobiliaria puede rebajar un mayor número de gastos que los que puede hacer una persona natural que arrienda o explota de otra forma un bien raíz. Al ser un contribuyente de primera categoría (clasificación del SII a empresas y sociedades que generen ingresos por rentas de capital o actividades comerciales), por ejemplo puede registrar y, luego, deducir todos los gastos. En cambio, una persona natural que se encuentra exenta del impuesto de primera categoría, sólo puede rebajar de su global complementario en la declaración de impuestos anual las contribuciones de la propiedad”, explica Jaime Varas, abogado de LegalChile.cl.

El global complementario es tributo personal proporcional a todos los ingresos que recibe una persona de su trabajo, intereses de ahorros, arriendos, etcétera. 

De esta manera es que el pago de las contribuciones, los gastos comunes, las mantenciones y reparaciones, los honorarios del corredor o administrador si los tuviese y hasta el pago del crédito hipotecario, entran en este ítem.

“Los intereses se consideran como gastos a la hora de tributar”, dice Francisco Ackermann, gerente comercial de la empresa de inversiones inmobiliarias Capitalizarme.com

El ahorro, eso sí, va a depender de los ingresos de la persona.

“Como persona natural, los impuestos pueden llegar hasta 40% de los ingresos, dependiendo de su global complementario. Y al hacer la declaración anual de impuestos, la rebaja por intereses del hipotecario tiene un tope de $4.509.312 (de 8 UTA). En cambio, en el otro régimen, será 25%”, señala.

Si bien se puede armar una sociedad, bajo la modalidad SpA o de Responsabilidad Limitada, por ejemplo, en la plataforma de Tu Empresa en un Día, Ackermann dice que también se puede iniciar actividades en el Servicio de Impuestos Internos como Rentista Inmobiliario.

“En ese caso, debo fijarme que el giro debe ser gravado con IVA, ya que me permite imputar créditos por facturas que sean asociadas al giro”, dice.

Fuente: Las Últimas Noticias

Lee también

Casi 300 proyectos inmobiliarios en la RM esperan inicio

Estudio muestra que, hasta el 31 de marzo, existían 52.415 viviendas aprobadas para ser edificadas. …