¿Te gustaría invertir en una propiedad y no fallar en el intento?

Antes de invertir en una propiedad debes analizar el estado físico del inmueble, ya que quizás esté en una ubicación privilegiada y competitiva, un precio factible, una hermosa fachada y un estatus legal en orden, pero ¿está realmente en condiciones para habitar? 

Así cuente con los elementos ya mencionados, la propiedad debe prestar condiciones de calidad para vivir cómodamente. Sino tu inversión no tendría sentido. Y si el foco de la inversión es la venta o arriendo mucho menos, ya que lo más probable es que se debe incurrir en reformas que podrían superar el presupuesto de inversión que se planteó inicialmente.

Por eso es conveniente revisar la distribución de las áreas, el estado de los suelos, paredes y techos. Además de cerciorarse de que los servicios básicos tanto agua, electricidad, gas… funcionan correctamente. Otro punto importante es que las áreas fundamentales como habitaciones, baños, cocina y zonas externas estén en buenas condiciones. 

Lee también

¡Capitalizarme en Infogate! Cybermonday: Las oportunidades imperdibles para ser un inversionista inmobiliario

Las mejores unidades para inversión, en comunas altamente requeridas, y con descuentos que llegan hasta …