¿Qué impuestos se pagan en la inversión inmobiliaria?

Si estás pensando en invertir en bienes raíces o si ya lo hiciste pero no sabes de qué forma declararlo, te explicaremos las claves para que procedas de la mejor y más correcta forma. Lo primero a considerar es el tipo de vivienda, su finalidad y su tamaño.

¿Cómo declarar impuestos de bienes raíces? Para lograr cumplir con las obligaciones tributarias es necesario contar con el procedimiento a seguir al momento de hacer la declaración de impuestos, en general, es influir las ganancias y las pérdidas al año siguiente de cuando éstas se produjeron. Es decir, por ejemplo, si en el año 2019 adquieres un departamento para invertir en bienes raíces, la declaración de 2020 deberá incluir esta adquisición.

Otro punto importante es que el pago en línea se puede efectuar mediante tarjeta de crédito o a través de la cuenta corriente. Además, se puede realizar el pago con mandato al banco en cuenta corriente, o el pago al vencimiento con mandato al banco.

Además, hay otros impuestos asociados a los bienes raíces, cómo es el impuesto de timbres y estampillas en la primera transferencia o el arancel de inscripción en el Conservador de Bienes Raíces.

¿Quién debe declarar rentas anuales? Es necesario presentar la declaración de la renta anual en caso de ser una persona que como dependiente o independiente haya obtenido ingresos de un monto superior a $7.609.464. Y todas las empresas deben declarar su renta, así hayan realizado ventas o no. 

¿Quienes están exentos de declarar su renta?

  • Los dependientes, jubilados, montepiados o pensionados afectados por el impuesto único de segunda categoría, que no tengan rentas distintas al sueldo o pensión en sí. Siempre que no estén obligados a reliquidar anualmente el tributo por percibir simultáneamente rentas de varios empleadores o entidades.
  • Pequeños comerciantes que realicen su actividad en la vía pública, suplementeros y pequeños mineros artesanales.

Es necesario destacar que una de las ventajas de adquirir bienes raíces mediante crédito hipotecario, además de que no detienes la capacidad de inversión ni te descapitalizas, es que puedes deducir impuestos. Al precio final de la vivienda comprada deberás sumarle si compras al contado el monto de los impuestos que no podrás desgravarte si es utilizado ese medio de pago.

Lee también

¡Capitalizarme en Infogate! Cybermonday: Las oportunidades imperdibles para ser un inversionista inmobiliario

Las mejores unidades para inversión, en comunas altamente requeridas, y con descuentos que llegan hasta …