Elementos claves de un contrato de compraventa

El contrato de compraventa de una propiedad se trata de un convenio legal pactado entre dos o más partes. En este documento se establecen aspectos relacionados a una transacción. Además, se recoge el cómo, cuándo y qué se realizará el traspaso de una determinada propiedad de una suma de dinero.

Este documento de índole jurídico – económico, parte de una oferta realizada por un comprador al propietario de un inmueble. Una vez este aceptada esta oferta, inmediatamente, debe procederse a definir las condiciones de traspaso en una Promesa para luego llegar al acuerdo definitivo de compraventa.  

Sin embargo, a fin de evitar problemas posteriores al no establecer claridad en el documento, es necesario conocer previamente cuáles son los detalles claves que rigen este acuerdo.

Elementos esenciales en un contrato de compraventa: 

  • Objeto del documento: Básicamente, se trata del propósito del contrato de compraventa. Este fragmento da inicio a las condiciones generales del acuerdo. Es sumamente importante manifestar claramente qué está entregando el vendedor al comprador a cambio de una determinada cantidad de dinero.   
  • Identidad del vendedor y comprador: Generalmente, en un contrato de compraventa suele utilizarse el calificativo “vendedor”, para referirse al actual dueño de la propiedad. Y “comprador”, para hacer mención a quien está adquiriendo en ese momento. Sin embargo, es necesario que ambas partes acrediten su identidad. A fin de evitar fraudes como suplantación de identificación.   Bastará con indicar el nombre completo y una dirección oficial real. 
  • Precio de la propiedad: Es la cantidad económica que será entregada por el comprador (bajo compromiso legal) al vendedor. A cambio de la propiedad, como objeto de este documento.   Es primordial que el monto sea expresado con claridad, basándose en la unidad monetaria del país donde se está realizando la transacción. Pues de no ser así, podrían generarse disputas por la diferencia del precio en relación a otras divisas.   
  • Modalidad de pago: Una vez sea establecido el valor de venta de la propiedad, es importante destacar el método que será utilizado para efectuar el pago. Así como los plazos o cuotas correspondientes, a fin de poder reclamar en caso de un impago.   Habitualmente, el desembolso puede realizarse en efectivo, por medio de una transferencia bancaria, por un cheque u otra modalidad.  
  • Gastos adicionales: Los honorarios legales, comúnmente, son cancelados por el vendedor. Mientras que, el comprador asume los gastos referentes a la documentación hipotecaria. 
  • Fecha de entrega: Es necesario establecer la fecha de entrega de la propiedad, a fin de que el vendedor sepa cuándo debe desalojar. E igualmente, para que el comprador pueda realizar el proceso de mudanza en la fecha pactada. 
  • Cláusulas correspondientes: El contrato de compraventa se compone de dos apartados claves: los deberes y derechos de ambas partes. Por eso, es vital establecer cuáles serían las cláusulas que regirían el documento si llegase a existir irregularidades. 
  • Validez del contrato: Es fundamental establecer la fecha acordada por las partes para efectuar la transacción. Frecuentemente, los contratos de compraventa no tienen una caducidad determinada. Pero, igual es importante atender a este punto.

Lee también

Costos de Construcción Habitacional del Gran Santiago anotan alza de 10%

Un 10% promedio se incrementó el costo de construcción habitacional medido en el Gran Santiago …