Pros y contras de comprar un departamento de segunda mano

Comprar una propiedad es una inversión que debe estudiarse minuciosamente y con anticipación. En este caso, considerando cuáles serían sus pros y contras. Principalmente a largo plazo. Ya que como inversionista inmobiliario es necesario considerar tu rentabilidad en un par de años. Por supuesto, así como los departamentos de segunda mano tienen sus ventajas, también reúnen algunas desventajas. Conócelas para así tomar la mejor decisión:

Pros:

 

  • Precios accesibles: El valor es una de las principales variables que debes considerar al adquirir una propiedad de segunda mano. Usualmente, son más accesibles que uno nuevo. Además, al precio de uno nuevo debe sumársele un cierto porcentaje de IVA (según el que esté rigiendo en ese momento). Caso contrario a un departamento usado.

 

  • Rentabilidad inmediata: Como inversionista, mientras más fácil y rápido puedas aprovechar la propiedad para sacarle provecho al máximo, mayor será tu margen de ganancias. Esto, es algo que consigues con un departamento de segunda. Ya que suele estar listo para habitar de forma inmediata, una vez completados los trámites correspondientes.

 

  • Previamente amoblado y equipado: Un gran punto a favor de los departamentos de segunda que vale la pena mencionar, es que ya están acomodados para sus nuevos propietarios. Por lo que incluyen diseño y servicios que lo acondicionan para habitar en cualquier momento.   

 

  • Mayor tamaño: Frecuentemente, un departamento antiguo suele ser mucho más espacioso que los nuevos. 
  • Mejor ubicación: Aunque no suele pasar en todos los casos, este tipo de departamentos cuentan con mejor ubicación en relación a uno nuevo. Debido a que estos últimos se sitúan más en complejos habitacionales con zonas comunes. 

Contras:

 

  • Frecuencia de mantenimiento: A diferencia de un departamento nuevo, uno de segunda mano sí requiere un mantenimiento mucho más frecuente. Lo que podría generar gastos adicionales de acuerdo a la magnitud y periodicidad del proceso.
  • Legalidad de la propiedad: Cerrar el trato de un departamento de segunda no es tan rápido como se cree. Antes de alojarlo, hay ciertos papeleos legales que deben tramitarse y poner en orden. Por ejemplo, verificar que el propietario sea una sola persona.  Pues al ser compartido, ambos deben estar de acuerdo en su venta. De lo contrario, podrías perder tu inversión.

 

  • Pocas o nulas áreas de entretenimiento: Las edificaciones antiguas muy raramente ofrecen áreas de entretenimiento como piscina, parque, gimnasio u otras amenidades. Aunque este aspecto no suele afectar a todas las propiedades de segunda, vale la pena informarse.
  • Vieja distribución de áreas: Los departamentos antiguos, dependiendo de su año de construcción pueden tener una distribución muy alejada a lo que las construcciones nuevas y los compradores actuales desean.
  • Reformas para personalizar: Muchas personas optan por un departamento nuevo para personalizarlo a su gusto. Un departamento de segunda mano podría ser una buena inversión, si sabes elegir el adecuado. 

Lee también

Elementos claves de un contrato de compraventa

El contrato de compraventa de una propiedad se trata de un convenio legal pactado entre …