50% aumentan búsquedas web de créditos hipotecarios

Durante el 2019 la tasa de interés se ha ubicado en mínimos históricos y tras la aplicación de un nuevo recorte por parte del Banco Central, esta llegó al 2% en septiembre, su punto más bajo desde agosto de 2010.

Esto significa que es más barato pedir financiamiento al banco -ya sea para comprar una vivienda nueva o refinanciar el crédito hipotecario-. Esta situación ha generado un boom de búsquedas en la web respecto a este tipo de préstamos.

Según los datos de Compara, entre julio de 2018 y julio de 2019 estas aumentaron en un 50%. Además, el número de personas que ingresa a la plataforma ha crecido un 22% mensual en promedio durante los últimos 6 meses. Durante el mes pasado, el número de usuarios que entró a cotizar un crédito hipotecario fue de cerca de 75.000 personas, mientras que en agosto de 2018 solo fueron 20.000. Esto significa que en el periodo de una año, las visitas mensuales crecieron en casi 4 veces.

“En Compara las personas interesadas en adquirir un crédito hipotecario pueden hacer una simulación de su crédito con todos los bancos en tiempo real. De esta manera el cliente puede tener un panorama completo que se ajusta a las necesidades de cada persona”, afirma la Gerenta de Productos Financieros de Compara, Alison Scheuch.

De todas maneras, recomiendan que una vez elegido el banco, lo mejor es negociar el crédito directamente con la entidad debido a que dependiendo del perfil financiero del cliente este puede lograr que la tasa de interés sea aún más baja.

El momento

Según explicó a La Hora Roberto Contreras, Doctor en Economía y académico de la UTEM, “nos encontramos en un momento en que las tasas de interés de largo plazo para créditos hipotecarios se encuentra en el nivel más bajo de la historia, por otra parte los plazos a lo que se pueden optar son bastante flexibles como para adecuarse a niveles de renta más bajos”.

En ese sentido recomienda renegociar créditos hipotecarios que se tomaron a tasas más altas, teniendo en cuenta que existen costos operacionales de refinanciar que en general pueden sobrepasar el millón de pesos, que se pueden recuperar con creces si se logra una buena renegociación: “mientras mayor es la tasa que se tomó en el crédito inicial y mientras mayor sea el plazo de la deuda que se tiene mejor será el beneficio de renegociar”.

Eso si explica que “si la tasa que se tomó es baja y si el plazo de la deuda es pequeño (cinco años o menos), podría no ser conveniente modificar las condiciones del crédito hipotecario y tal vez sea más conveniente sea tomar un crédito de consumo en pesos, dónde se logra pagar el saldo insoluto de la deuda y se expresa en pesos, lo que facilita su pago”.

Fuente: Diario La Hora

Lee también

¡Capitalizarme en Infogate! Cybermonday: Las oportunidades imperdibles para ser un inversionista inmobiliario

Las mejores unidades para inversión, en comunas altamente requeridas, y con descuentos que llegan hasta …