Nueva ley de copropiedad inmobiliaria sigue avanzando en su trámite legislativo

La nueva propuesta normativa de copropiedad, presentada por el Ejecutivo en 2017, surgió de un trabajo conjunto con la Cámara de diputadas y diputados y el Senado, y tiene como base más de treinta mociones parlamentarias que buscaban modificar esta ley a 20 años de su vigencia.

 La Comisión de Vivienda dio un nuevo paso en la votación en particular del proyecto que crea una nueva ley de copropiedad inmobiliaria (boletín 11.540), texto que se encuentra en segundo trámite constitucional y con urgencia calificada de suma.El texto, que regula las copropiedades y su funcionamiento, luego de su aprobación general, ha avanzado rápidamente en la discusión particular, con la votación de todos aquellos artículos que no tienen indicaciones.

Cabe recordar que la ley N° 19.537 permitió establecer los derechos y obligaciones de los copropietarios que conforman un condominio y, que la presente modificación está orientada a regular de mejor manera la administración interna de los condominios, promover la mantención y uso de los bienes comunes, así como aspectos urbanos y constructivos, tras 20 años de vigencia de la citada ley.

En sesión celebrada en forma telemática y presencial, la instancia aprobó los artículos 54, 56 y 58 de la propuesta legal, relacionados con normas aplicables a los condominios, a aquellos terrenos de dominio común y a los sitios urbanizados de dominio exclusivo de cada copropietario. En este caso, se establece que no se podrán subdividir o lotear los terrenos mientras exista el condominio.

Posteriormente, la Comisión de Vivienda continuó con el debate respecto a la reglamentación de aquellos condominios ubicados en superficies superiores a 2 hectáreas, donde se plantea que estos deberán garantizar la continuidad del espacio público y la conectividad con la vialidad del sector, además de las situaciones de segregación ciudadana que se producen en muchos casos, puntos que serán votados más adelante a la espera de nuevas indicaciones.

Entre los legisladores también se han producido diferencias respecto del uso de cierros por parte de los condominios que enfrentan un espacio público, los que, de acuerdo al proyecto, podrían contar con tramos opacos que no excedan los 50 metros lineales. Pero esta propuesta es considerada como excesiva por los diputados y diputadas, quienes manifestaron que lo ideal es  que no hubiesen cierres opacos, por la seguridad de los transeúntes.

Lee también

Chile pospandemia: lo que falta y lo que viene

Lo que falta y lo que viene fueron los puntos de referencia del debate que …