3 grandes decisiones financieras antes de que acabe el 2015

Las decisiones financieras las debemos tomar de manera racional y no necesariamente deben ser sinónimo de “compras y gastos”.

Existen otras perspectivas que pueden ser mucho más propositivas como: ahorro, inversión, aportaciones voluntarias para el retiro y en dado caso, compras inteligentes.
Captura de pantalla 2015-12-04 a las 09.35.56

1. Ahorrar en un fondo de inversión

Según un estudio realizado por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el 66% de los mexicanos no ahorra y la mayoría de quienes lo hacen buscan canales informales como tandas. Esta forma de ahorro estanca nuestro dinero y si lo tenemos al alcance de nuestras manos es más probable que lo usemos para una meta personal a corto plazo y en poco tiempo nos encontremos otra vez sin un patrimonio para el futuro. Ahorrar en un fondo de inversión es la mejor manera de hacer crecer nuestro dinero de manera pasiva, hasta un 15%. Si te decides por una inversión es un proceso de crecimiento a largo plazo, hay que ser pacientes y es recomendable no contar con este dinero (en nuestro presupuesto para gastar) en un periodo de por lo menos 10 años, sin embargo, es una decisión que si la tomas ahora verás los frutos en unos años. El día de tu retiro o el día que decidas dar el enganche para el departamento de tus sueños agradecerás haber asumido el riesgo y el sacrificio de apartar dinero.

2. Contratar un seguro

Un seguro de gastos médicos o seguro de auto es un gasto necesario. No te evita los accidentes, el robo o los desastres naturales, pero si te ayuda a enfrentar los gastos que generarían estos eventos. Digamos que te ocurre un accidente automovilístico y no tienes la liquidez para pagar los daños de tu auto ni de la otra persona. Recurrir a un préstamo para enfrentar esta emergencia implica (en el mejor de los escenarios) pagar un 30% de intereses por el préstamo ¿Te imaginas que por un préstamo de 100,000 pesos tengas que pagar 133,000 en menos de 30 días? El precio de un seguro de auto (por ejemplo) depende de la marca y el modelo de tu auto, así como tu edad y la cobertura que deseas. Existen coberturas de responsabilidad civil, limitada y de cobertura amplia. Es importante comparar entre las diferentes aseguradoras ya que los precios pueden variar mucho entre ellas.

3. Comenzar tu vida crediticia

Si ya estás generando ingresos y todavía no cuentas con historial crediticia es importante que comiences a preocuparte por ello. La mejor manera de empezar es con una tarjeta departamental, ya que usualmente son las que piden menos requisitos. Cuando tu registro de crédito refleje que eres cumplido con tus pagos, te llegarán mejores productos financieros. Aunque muchas personas se reúsan a un crédito porque lo consideran como la entrada a una vida de deudas, la realidad es que tarde o temprano vas a necesitar un crédito, pues hay gastos como la compra de una casa o un carro que difícilmente se pueden asumir sin el apoyo de un crédito. Un historial crediticio revela al banco o a la entidad financiera en la que piensas apoyarte para un crédito qué tan confiable eres, si no generas un buen historial con pequeños movimientos, será casi imposible que un banco te proporcione crédito más tarde pues es necesario comprobar con anticipación que tan responsable y cumplido puedes ser con tus pagos.

Fuente: economia.terra.cl

Lee también

Infografía de Mercado de arriendos del Gran Concepción

Se realizó una metodología e infografía de revisión, del total de publicaciones de departamentos disponibles …