7 cosas en las que debes fijarte cuando te entreguen tu departamento

¿Vas a recibir tu flamante departamento? ¡Felicitaciones! Ahora, para no tener sorpresas desagradables con los típicos imponderables, te aconsejamos tener estos siete puntos en mente a la hora de la recepción:
1. Revisar instalaciones eléctricas. Prende y apaga todas las luces para verificar que funcionen correctamente. Es recomendable además llevar algún aparato que se pueda enchufar para comprobar que los enchufes estén ok.
2. Instalaciones sanitarias. Abre todas las llaves de agua, prende la ducha para verificar que el agua salga caliente y mira debajo del lavaplatos y el lavamanos por si hay alguna filtración de agua.
3. Equipamiento del departamento. Enchufa y prende todos los artefactos que vengan con el inmueble, tales como cocina, campana, horno etc.
4. Terminaciones. Chequea que todas las puertas cierren correctamente, que las ventanas corran suavemente por los rieles y cierren herméticamente. El papel mural no puede tener manchas ni globos y no puede estar despegado en los rincones. Paséate por todo el departamento para verificar que el piso flotante está bien adherido y no esté levantado o mal pegado en algunos sectores.
5. Revisa todas las cerraduras y chapas del inmueble, que se puedan abrir por fuera y desde adentro, sobre todo aquellos cerrojos de los baños o habitaciones donde alguien pueda quedar encerrado por una chapa mal instalada.
6. Filtraciones en el baño. Acciona la cadena del excusado y abre la llave de la ducha durante unos minutos para revisar que no existan filtraciones. Fíjate especialmente en las uniones de la ducha con las paredes del baño. La silicona sellante debe estar aplicada de manera pareja, sin interrupciones ni orificios.
7. Si el departamento tiene alarma, actívala y haz una prueba de su funcionamiento abriendo la puerta principal.
 
Recuerda que todas las fallas de un departamento nuevo comienzan a evidenciarse cuando empieza a usarse. Si lo compraste para arrendar, quien experimentará los problemas será el arrendatario, pero el responsable serás tú, el propietario.
Al momento de la recepción, la inmobiliaria tiene que entregarte un inventario del inmueble y es en esa instancia donde uno, como dueño, tiene el derecho y el deber de indicar todas las observaciones, como las que te acabamos de aconsejar. La inmobiliaria tiene 90 días para resolverlas.

Lee también

¡Capitalizarme en Infogate! Cybermonday: Las oportunidades imperdibles para ser un inversionista inmobiliario

Las mejores unidades para inversión, en comunas altamente requeridas, y con descuentos que llegan hasta …