Aprenda a cuidar el patrimonio

Si tiene un inmueble declarado Monumento Nacional, puede vivir en él o arrendarlo, pero cualquier cambio en su construcción requiere autorización del organismo competente.
Pese a que algunos locatarios se oponían, esta semana la Corte de Apelaciones de Concepción confirmó la declaración de Patrimonio Histórico para el Mercado Central de esa ciudad.
La objeción que presentó la respectiva inmobiliaria el año pasado fue que no todos los propietarios de ese recinto -que sufrió un incendio en abril de 2013- habían sido consultados al respecto. No obstante, en la sentencia se aclaró que no es obligación del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) pedir la opinión a los dueños.
Esto significa que cuando se haga su reconstrucción, deberán respetarse las líneas arquitectónicas originales, lo que incluye el diseño y la ejecución del proyecto.
La ley que rige esta materia es la 17.288 sobre Monumentos Nacionales y que define cinco categorías: Monumentos Históricos, Monumentos Públicos, Zonas Típicas, Monumentos Arqueológicos y Santuarios de la Naturaleza.
Al 28 de febrero de 2015 se registraban 1.383 Monumentos Nacionales declarados por decreto. De ellos, los históricos (muebles o inmuebles) son 1.217;los santuarios de la naturaleza , 43, y las zonas típicas, 123.
Según lo dispuesto en el artículo 12 de ese cuerpo legal, el propietario de un Monumento Histórico deberá conservarlo debidamente, no podrá destruirlo, transformarlo o repararlo, ni hacer en sus alrededores construcción alguna, sin haber obtenido previamente autorización del CMN. Para el caso de los sitios eriazos, no es posible excavar ni edificar sin haber conseguido antes el permiso de este organismo.
La ley de donaciones con fines culturales designa como beneficiarios a os propietarios de los inmuebles con esta declaratoria, en sus diversas categorías, sean estos públicos o privados. Además, aquellos que sean Monumento Histórico, que no estén destinados a fines comerciales, quedan exentos del pago de contribuciones.
Si un particular compra un inmueble sin saber que tenía tal protección, la recomendación del consejo es que se acerque a la institución para recibir información y orientación sobre las implicancias de esta condición y sobre los valores que fundamentan su protección oficial.
Allí se registra su calidad como propietario del bien en pos de una mejor coordinación entre ambas partes. El nuevo propietario puede solicitar recomendaciones de mantención y conservación, como también los lineamientos en caso de que quiera realizar alguna intervención.

Arrendar

No hay problema en arrendar estos inmuebles, pero en el CMN sugieren informar al nuevo inquilino su condición de Monumento Histórico, para evitar transgresiones a la ley.
En caso de infracción, la persona arriesga una multa que va de 5 UTM a 200 UTM (entre $215 mil y $8 millones 600 mil, aproximadamente).
Si es una venta o un remate por orden de un particular, el Estado tiene preferencia para su adquisición, de modo que el vendedor debe avisar de ello al consejo. Este último realizará las consultas a las entidades pertinentes y les responderá si hay interés en comprarlo. En caso afirmativo, procede realizar una tasación a cargo de dos peritos, nombrados por este organismo y el dueño. Si no existe acuerdo, hay que recabar una tasación del juzgado civil correspondiente. En caso de que el Estado no muestre intenciones de adquirir el bien, el propietario puede venderlo a cualquier otra persona.

Faros y cañones

Entre las categorías protegidas patrimonialmente figuran edificaciones, castillos y fuertes antiguos, casas que pertenecieron a personajes hitóricos, capillas e iglesias, estaciones de trenes, yacimientos arqueológicos y paleontológicos, oficinas salitreras, casas patronales, caseríos, palacios, faros, ascensores, ferrocarriles, aeronaves, cementerios, plazas, acueductos, puentes, cañones, colecciones de manuscritos, y de museos, barrios y diversas construcciones, entre muchas otras.
El CMN cuenta con una Comisión de Patrimonio Histórico que atiende las solicitudes de declaratoria relacionadas con objetos o piezas con importancia para la cultura e historia de nuestro país.

¿Quién?

Cualquier autoridad o persona puede denunciar por escrito ante el CMN la existencia de un bien mueble o inmueble que pueda ser considerado Monumento Nacional, indicando los antecedentes que permitirían declararlo como tal.
Fuente: El Mercurio
Averigua si puedes invertir hoy en propiedades, visitando http://cptz.me/1qfSTmU

Lee también

¿Como Nacieron los Brokers Inmobiliarios?

Gabriel Cid, CEO y Fundador de Capitalizarme.com, nos narra como se origino en Chile el …