¡Capitalizarme en LUN! Atentos, solteros: coticen el departamento al que todos le hicieron el quite

En la torre E del proyecto Condominio Los Andes de Macul -que cuenta con 1.500 departamentos divididos en siete torres-, queda un solo departamento por vender. “Estamos ofreciendo un estacionamiento gratis con bodega para ser más tentador”, cuenta Jonathan Kraizel, gerente de Marketing de la Inmobiliaria Grupo Hogares. El estacionamiento contaría 300 UF.

Llega un momento en que a las inmobiliarias les apura cerrar la venta. Tienen que liquidar los contratos con la empresa constructora y traspasar la administración del edificio a la nueva comunidad de vecinos. Por eso aparecen los ofertones.

“Lo que generalmente hacen con sus saldos es hacer promociones o descuentos, que rondan entre el 5% y 15%”, apunta Francisco Ackermann, gerente comercial de la empresa de inversiones Capitalizarme.com.

María de La Luz Valdés, gerenta comercial de Inmobiliaria Brotec-Icafal, reafirma: “Las últimas unidades se venden mediante distintas acciones o beneficios asociados a la compra, como gif card o equipamiento de regalo”.

Otro método que usan las inmobiliarias es que sus propios socios adquieren esas viviendas: “Cuando ya saben que recuperar la inversión, muchas veces ellos mismos los compran con un descuento para socios”, detalla Ackermann. “O bien, los autocompran estos inmuebles y los arriendan mientras los siguen ofreciendo. Luego los venden como usados”.

Los primeros pisos

Los conocedores del rubro coinciden en que estos departamentos generalmente están están ubicados en los primeros pisos de un condominio y dan al poniente.

Ackermann comenta: “Cuesta que se vendan desde el piso cuatro para abajo, básicamente por una sensación de inseguridad. También el último piso cuesta que se venda porque hay un mito de que serán los primeros damnificados si hay filtraciones”.

¿Conviene comprarlos?

El consultor Andrés Pardo afirma: “Sí, conviene porque los precios son atractivos y las tasa de los créditos hipotecarios están mas baratas que nunca”.

Ackermann de un dato: “De diez departamentos en estas condiciones, siete se los llevan inversionistas”.

Eduardo Risso, gerente general de Tren Inmobiliario, acota: “Desde el punto de vista financiero conviene ya sea para vivir o para arrendar porque tienen descuentos importantes. Si a un soltero le da lo mismo que le llegue el sol, el día de mañana puede pedir un crédito bancario y poner como garantía este inmueble. Al banco le dará lo mismo si le llega o no el sol. Si yo fuera soltero, lo compro”.

José Valdés, gerente general del Grupo Premium Propiedades (red de especialistas inmobiliarios), discrepa: “Yo no lo recomiendo si la persona no lo compra para habitarlo porque deja de elegir muchas ventajas. Sé de una persona que compró un departamento con 5% de descuento, pero la orientación era poniente y tuvo que poner termopaneles, aire acondicionado y cortinas para la luz. Entonces, gastó más de lo que se había ahorrado. Sólo lo recomendaría para inversión”.

Fuente: LUN

Lee también

Siete comunas dejan el encierro

Siete comunas de la Región Metropolitana debutarán hoy en el plan “Paso a paso” del …