Bajan los arriendos: crisis sanitaria e incertidumbre financiera

Incertidumbre general obliga a los dueños a preferir un arrendatario que pague menos, pero que pague. “Un activo desocupado es menor ingreso y mayor gasto”, asegura experto.
Dentro de todas las cifras que el último Informe Trimestral de Vivienda de Portal Inmobiliario arrojó para el segundo cuarto del año, destacó el alza del 23% del número de departamentos disponibles para arriendo en la capital, respecto del año pasado. Según Daniel McCleary, director de Portal Inmobiliario, acá influyó la crisis sanitaria y la incertidumbre financiera posterior.
“La gente que puede evitar una mudanza en este período de incertidumbre lo va a hacer. Y los departamentos vacíos van a seguir estando vacíos”, asegura el ejecutivo. Sin embargo, los dueños de los inmuebles necesitan arrendar. Como explica Alejandro García, director de gestión inmobiliaria de la Universidad Adolfo Ibáñez, el activo desocupado es un menor ingreso y es un mayor gasto, pues hay que pagarle los servicios. Esto configura un escenario que no se daba hace años: los arriendos están a la baja.
Estación Central lidera
Con una baja del 7% promedio en el Gran Santiago, las comunas donde los precios de los arriendos de departamentos más cayeron fueron Estación Central (-10,1%), Pudahuel (-9,7%) y San Joaquín (-9,4%) (ver tabla). Las cifras se obtuvieron en base a los precios publicados.
“Los avisos han bajada su precio en 7%, pero ese precio siempre baja durante la negociación”, asegura McCleary. ¿Cuanto? Hasta 15%, según un sondeo de Prourbe. Por eso, ahora es cuando se puede alcanzar un mejor precio de arriendo. Para esto, es clave seguir estos consejos:
Genere confianza
Como explica Claudio Arriagada, asesor inmobiliario de RE/MAX Select, si tiene una buena relación con su arrendador es más factible obtener un descuento temporal, en este caso, por la crisis. “Muchos dueños han tenido conciencia porque tienen arrendatarios antiguos y la relación es distinta. Pero cuando son nuevos, la relación es otra. Ahí, antes de tomar cualquier decisión, hable y explique su situación”, dice. De cualquier forma, existe una alta probabilidad de que acepte. ¿Por qué? “En general, los propietarios no son muy amigos del riesgo”, asegura García. Esto tiene directa relación con las cifras de Portal Inmobiliario: con amplia oferta a precios bajos, quedarse sin arrendatario es un riesgo real.
“Si se me va el arrendatario, como está la situación, no es fácil volver a arrendar la propiedad. No se sabe cuánto me va a durar la persona, entonces, siempre es mejor tener un arrendatario que pague menos a no tener nada”, asegura Danús, de ProUrbe. Esta es la gran carta a favor del arrendatario. Acá la idea es no abusar de esa posición y lograr un entendimiento con el dueño, como recomienda Arriagada, de RE/MAX Select. “Se puede lograr una rebaja del arriendo en estos tres meses y después evaluar e ir viendo cómo se dan las cosas. Hay clientes que piden 50% de rebaja y no siempre se puede. A veces los que arriendan deben pagar dividendos. El ideal ahí es que al menos haga una rebaja que le permita pagar el dividendo y disminuir su ganancia por estos meses”, agrega.
Ahora es cuando
Si bien la incertidumbre es la palabra clave, García, de la Adolfo Ibáñez, cree que esta ventana durará poco. “No hay que olvidar que esta crisis es causada por la pandemia y esta ventana se va a cerrar cuando pase. Por eso es clave negociar ahora”, asegura.

Lee también

Ajuste de precios para el mercado de los arriendos

Descuentos de hasta 20% en el valor mensual de los arriendos han llevado a cabo dueños de …