La carrera de la rata parte I

¿El dinero que recibes a principios de mes desaparece tan rápido como llegó? Eso quiere decir que tu cuenta en el banco es mágica o estás viviendo la “carrera de la rata”, llámalo como quieras, dice Enzo Salazar

¿Sientes que trabajas solo para pagar deudas y cada cierto tiempo te ves obligado a cubrir los mínimos y a renegociar créditos? ¿Mes tras mes, vives en automático una realidad que te provoca estrés y angustia? Robert Kiyosaki habla de “la carrera de la rata” en su libro Padre Rico, Padre Pobre para describir ese círculo. Y normalmente, se piensa que para salir de esta carrera de la rata, la solución es ganar más dinero.

Te recomiendo leer Porqué invertir en propiedades es bueno en tiempos de crisis

Sin embargo, esta es una creencia que no te sacará de esta carrera, si no sabes en qué te gastas tu dinero ni cómo puedes evitar alguno de tus gastos actuales. Porque más dinero se traducirá en más gastos, y en más sobre endeudamiento.

El inicio de la “carrera de la rata”: “Trabaja duro y te irá bien”

Un ejemplo puede ayudar a entender mejor esta situación. Muchos jóvenes en Chile estudian con crédito, lo que significa que inician su vida laboral endeudados. Si todo va bien, consiguen un trabajo y acceden a un sueldo fijo y tal vez comisiones.

Disfrutan de su nueva vida, conocen una pareja y piden un préstamo para casarse y después una hipoteca para comprarse una casa. Dentro del proyecto de la nueva familia lo normal es pensar en los hijos. Y con ellos, llegan otras necesidades, tal vez una casa más grande o una ampliación de la actual.

Y como es lógico, también necesitan divertirse, viajar, permitirse algunos caprichos, porque no todo puede ser trabajo. Sea como sea, esta realidad los obliga a trabajar cada vez más horas, y a estas alturas gran parte de sus ingresos, si no todos, se van tan rápido como llegan. Por tanto, ¿es suficiente con trabajar duro?

Educación financiera para salir de la “carrera de la rata”

Continuemos con el ejemplo de la pareja. Para poder comprarse la casa, tuvieron que ahorrar el monto del pie y solicitaron una hipoteca por el resto, es decir, se gastaron sus ahorros y adquirieron una deuda, la hipoteca, que saca dinero de su bolsillo todos los meses. Pero como es un dinero dedicado a adquirir un bien que tiene un alto valor, es necesario.

Imagina que hubieran procedido de otra manera. El dinero ahorrado para el pie podrían haberlo invertirlo y pedir un préstamo personal para pagar el pie. Una inversión adecuada y bien manejada les entregaría dinero todos los meses con el que pagarían la cuota del préstamo personal y después, la cuota de la hipoteca.

Por tanto, tendrían sus ahorros, que les dan beneficios, y también la casa. De nuevo podemos realizarnos la misma pregunta, ¿es suficiente con trabajar duro? Para evitar la carrera de la rata o salir de ella es necesario diferenciar entre orden financiero y educación financiera, y entre deuda buen y deuda mala.

Si este artículo te ayudó y quieres seguir aprendiendo sobre Educación Financiera, no te pierdas las Master Class y el Entrenamiento en Inteligencia Financiera de Enzo Salazar.


carrera de la rata

Lee también

Si estas pensando en invertir con tu 10% de AFP, te recomendamos:

Creemos que la inversión inmobiliaria sigue siendo la alternativa más rentable a la hora de pensar …