CChC: las claves para comprar una vivienda en blanco

Ante la inminente puesta en marcha del IVA a la compra y venta de viviendas, el interés de las personas por adquirir un bien raíz ha llegado a un récord histórico en venta, tal como lo revela el último estudio entregado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).

El documento señala que en el tercer trimestre se registró un aumento de 45,6% en la venta de viviendas nuevas en el Gran Santiago.
Cabe destacar que del total de 12.255 unidades comercializadas entre julio y septiembre de este año, un 64,8% corresponde a departamentos, es decir 9.868 unidades, por lo que Andrés Kuppermann, Subgerente Comercial de Ralei Grupo Inmobiliario, explica la importancia de saber comprar una vivienda en blanco, es decir, cuando aún no se han iniciado las obras de construcción, modalidad sumamente común y atractiva para los compradores, pero que es necesario conocer.
Además, el ejecutivo señala que la compra en blanco de una vivienda puede llegar a ser un excelente negocio, no sólo para los inversionistas, sino también para particulares que pueden acceder a importantes descuentos y beneficios como poder pagar el pie de la unidad vendida a un plazo que puede superar los 36 meses.
Quien accede a este sistema de compra, también puede ahorrar hasta un 30%, debido a la plusvalía que genera el inmueble en el período de 3 años.
Asimismo, la persona tiene la ventaja de elegir la ubicación de su futura vivienda y terminaciones, así como estacionamientos y bodegas.
Recomendaciones claves
Sin embargo, el comprador debe tomar ciertas precauciones en lo que respecta a la compra en blanco.
Por ejemplo, Kuppermann aclara que “recomendamos elegir inmobiliarias de prestigio, con trayectoria y confiables. Ello asegura que la unidad comprada con anticipación sea la misma que finalmente se entrega, tanto en superficies como terminaciones ofrecidas y que la calidad de ésta será óptima”.
El ejecutivo comenta que otro detalle importante que los clientes deben tomar en cuenta es conocer bien las superficies de las unidades que están comprando, como los espacios y si estos se adecuan a sus necesidades, además de las terminaciones y especificaciones técnicas de la vivienda.
Respecto a los requisitos que se solicita a los interesados, el profesional señala que “se solicita el pago del pie, que no puede ser inferior al 15% del valor de la propiedad”.
Finalmente, el ejecutivo comenta que los facilities o áreas comunes que ofrece un proyecto inmobiliario también son un punto importante a tomar en cuenta al momento de comprar un bien raíz, ya que “pasan a formar parte de la extensión del departamento donde, por ejemplo, se puede contar con gimnasio, piscina, lavandería con wi-fi- quinchos, salones de evento, entre muchos otros atributos que pueden marcan la diferencia“.
Fuente: diariodelaconstruccion.cl

Lee también

Infografía de Mercado de arriendos del Gran Concepción

Se realizó una metodología e infografía de revisión, del total de publicaciones de departamentos disponibles …