Cinco consejos para ser financieramente feliz

La felicidad, aún la financiera, es una cuestión de actitudes que quedan completamente bajo nuestro control
El dinero no compra la felicidad y tampoco la garantiza, pero sí tiene un fuerte impacto en ella. Según Donna Skeels, autora de “ La dicha de la seguridad financiera ”, 50% de nuestra felicidad está controlada por nuestra genética, 10% depende de tu entorno inmediato (si creciste en la pobreza, en una ciudad pequeña o grande), y 40% queda completamente bajo nuestro control.
Alcanzar un equilibrio financiero es una actividad que puede lograrse paso a paso. Como cualquier reto, toma tiempo, pero vale la pena para retomar el control de tu dinero y bienestar. A continuación, compartimos contigo 5 consejos para alcanzar tu felicidad financiera:
1. Gasta tu dinero en experiencias, no en cosas
¿Alguna vez has puesto atención a cuánto te dura la emoción de una compra? La felicidad por un auto o un dispositivo nuevo no se compara con lo que se disfruta el tiempo con seres queridos. Si te enfocas en fortalecer tus relaciones con amigos y familiares a través de experiencias compartidas, tu felicidad durará más. En lugar de gastar tu dinero en un par de lentes u otro jersey de tu equipo favorito, ve a cenar o a comer con tus amigos, visitar un museo o hasta irte de viaje. Tu presupuesto se puede ajustar a ello.
2. Gasta en mejorar tu salud
Tu salud debe ser tu prioridad, así que si quieres gastar en una experiencia que mejore tu salud, una clase de cocina debe de enseñarte a comer mejor y a gastar menos comiendo fuera. Dependiendo de tu presupuesto, podrías invertir desde en una suscripción al gimnasio a en un entrenador personal, por ejemplo.
3. Simplifica tu salud y tus finanzas
Deshazte de todo lo que no utilizas en tu casa y oficina y gasta menos dinero en cosas como zapatos y ropa; además de aprender a vivir con lo que realmente te importa y necesitas, beneficiarás a tu salud mental. Si llegas a tu casa y la ves retacada de cosas que has comprado y definitivamente no usas, tómalo como una llamada de atención para gastar tu dinero en ahorrar e invertir en tu seguridad financiera en vez de en cosas. Te ayudará a combatir la presión de mantener el paso de un estilo de vida con el que te comparas y reconocerás la importancia de vivir según los valores que compartes con tu familia.
4. Cambia tu rutina
Haz algo diferente como salir de día de campo o realizar voluntariado. Traerá consigo beneficios tanto emocionales como financieros. Intentar algo nuevo te recompensará después de un tiempo porque te has abierto a nuevas experiencias que pueden enriquecer tu vida y quizás hasta darle un complemento significativo a tu carrera; después de todo, nunca sabes qué puedes aprender y en dónde puedes aplicarlo.
5. Sé generoso
Gastar tu dinero en alguien más te puede traer mayor felicidad que gastarlo en ti mismo. Hay una sección de recompensa en tu cerebro que se enciende al hacer algo bueno por alguien más.
La felicidad, aún la financiera, es una cuestión de actitudes. Haz los cambios que te sean necesarios y comienza a disfrutar de tu bienestar. Recuerda que, más que de cuánto ganas, se trata de tu perspectiva. Procura valorar lo que tienes, gastar sólo en experiencias y en lo que es importante para ti, y no dejarte llevar por presiones que poco tienen que ver con tus valores. El dinero es un medio, no un fin.
Fuente: Terra

Lee también

Infografía de Mercado de arriendos del Gran Concepción

Se realizó una metodología e infografía de revisión, del total de publicaciones de departamentos disponibles …