Cinco maneras de ahorrar dinero en los momentos difíciles

Te presentamos algunos tips para ahorrar un poco de dinero, aun cuando estés en quiebra
Puede ser difícil ahorrar dinero en cualquier momento, pero es especialmente difícil cuando estás en quiebra. Si apenas puedes pagar tus cuentas y estás viviendo de quincena a quincena, el ahorro es probablemente una de las últimas cosas que tienes en mente. Sin embargo, todavía se puede ahorrar un poco. El ahorro de dinero, incluso si es muy poco, es un paso clave para dejar de estar en la ruina.
Si tienes fondos insuficientes con frecuencia, es importante generar el hábito de ahorrar. A pesar del hecho de que tienes pocos fondos adicionales, hay formas de ahorrar. Reducción de costos, ajustarse a un presupuesto, y guardar un poco a la vez son maneras en que puedes ahorrar, pero hay otras maneras también. CheatSheet te presenta estas cinco valiosas ideas para hacer rendir tu dinero.
1. Corta los extras
Una manera fácil de ahorrar dinero cuando tienes poco presupuesto es reducir costos. Puedes pensar que no hay nada que puedas cortar al principio, pero piensa un poco más. Si en verdad estás en quiebra, entonces es necesario dejar que algunas cosas se vayan. ¿Realmente necesitas un plan de teléfono celular tan caro? ¿Qué pasa con la televisión por cable? ¿Se puede utilizar el Internet en la biblioteca o utilizar WiFi en sitios públicos en lugar de pagar una cuota mensual? Hay muchas cosas que consideramos necesidades que en realidad son extras, y cortar algunas de ellas te va a liberar rápidamente algún dinero. Echa un vistazo a tus cuentas mensuales, y decide lo que es realmente necesario. Si deseas dejar de estar en la ruina, es posible que tengas que cortar algunos de los extras por un tiempo.
También podría ser necesario evaluar tus hábitos de gasto. Simplemente elige la marca genérica de alimentos con mayor frecuencia. Algunas ofertas de y el uso de cupones te pueden ahorrar dinero rápidamente. Es posible que tengas que cortar tu preferencia por artículos de marca con el fin de ahorrar en grande.
2. Come en casa
Desayunar en el camino es mucho más fácil y más conveniente que llevar comida al trabajo, pero hacer esto regularmente es muy costoso. Es fácil pensar en comer afuera porque estás demasiado ocupado para cocinar, o de plano eres es un mal cocinero. Sin embargo, hacer la comida en casa verdaderamente te ahorrará dinero. Si realmente quieres ahorrar, necesitas encontrar el tiempo y el esfuerzo para cocinar en casa.
Puedes ahorrar tiempo al hacer varias comidas durante el fin de semana y congelarlas para su uso durante la semana laboral. Si simplemente no sabes cómo cocinar, compra un libro de cocina para principiantes.
3. Haz un presupuesto
Si no tienes un presupuesto, el primer paso es hacer uno. Tal vez ya tienes un presupuesto, pero hay varias razones por las que un presupuesto puede fallar. Si recientemente has perdido tu trabajo o tus ingresos han cambiado de alguna manera, pero estás utilizando el mismo presupuesto, tendrás que hacer uno nuevo. También puede que tengas que valorar presupuesto y ver si es realmente razonable y si es necesario ajustarlo. Si estás en la ruina, hay varios pasos que pueden ayudar. Comienza por evaluar tu situación financiera, reducir los gastos (como se menciona en el punto uno), comienza a ser austero. Hay otros pasos que puedes seguir, incluyendo el pago de tu deuda.
4. Guarda un poco a la vez
Si estás completamente en quiebra, la idea de ahorrar probablemente no parece razonable. Sin embargo, tienes que adquirir el hábito de ahorrar a largo plazo. Es importante pensar en el futuro: escribe tus metas financieras, incluso si parecen totalmente fuera de tu alcance. Y a continuación, empieza a ahorrar. Cualquier ahorro es una mejora. Una vez que cortas los extras y empiezas a seguir un presupuesto, puedes utilizar parte de ese dinero para ahorrar para tu futuro.
Otra idea es conseguir un segundo trabajo. Incluso si sólo trabajas un par de horas adicionales cada semana, pero si pones todo el dinero en una cuenta de ahorros, verás rápidamente un cambio en tu situación financiera.
5. Evita errores comunes
Puedes tomar muchas buenas decisiones sobre tus finanzas, pero si tomas algunas malas, de todas maneras tendrás un plan de respaldo. Algunas de las peores cosas que puedes hacer es derrochar cuando llegue el dinero, dando prioridad a la comodidad.
Es realmente fácil vivir por encima de tus medios, pero esta es una de las maneras más fáciles de conseguir endeudarte. Si tienes dificultades para controlar tus gastos, intenta establecer un presupuesto y luego hacer el presupuesto del sobre (se puede modernizar esta práctica con unos pocos pasos). Además, ten cuidado acerca de la deuda en que incurres. Es necesario para evitar los peores errores financieros si realmente deseas ahorrar.
Ahorrar dinero no es fácil, pero si te tomas el tiempo para poner estos cinco pasos en la práctica, habrás empezado con el pie derecho.
Fuente: Terra

Lee también

El futuro del sector inmobiliario tras crisis por Covid-19: 6 desafíos que tendrá que asumir el rubro durante en los próximos 6 meses

Según los expertos del sector inmobiliario, en los próximos seis meses las viviendas de inversión …