Colocaciones de hipotecarios crecen 7,1% a junio, impulsadas por los préstamos sobre 5.000 UF

Incremento de financiaciones para vivienda se explica por las bajas tasas, que se encuentran en mínimos históricos. En junio promediaron 2,78% y han seguido disminuyendo este mes.

Las colocaciones de créditos continúan desacelerándose, en línea con el menor crecimiento de la economía hasta el primer semestre del año. Así, los créditos bancarios aumentaron 5,7% real en doce meses a junio, lo que es inferior al 6,5% que anotaron en mayo. Esto responde, principalmente, al menor dinamismo de préstamos de consumo y comerciales. 

Sin embargo, los créditos hipotecarios muestran una tendencia distinta y crecieron 7,1% anual en junio, y anotaron su mayor avance desde el mismo mes en 2018, cuando registraron un incremento de 7,2%. Según señala un informe de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), el mayor dinamismo de la cartera hipotecaria ‘ha sido liderado por los segmentos de mayores montos de crédito’. Particularmente, las colocaciones que se encuentran en el tramo superior a 5.000 UF, que registran una tasa de expansión anual de dos dígitos, subiendo 13,2% a las últimas cifras disponibles de mayo. 

En tanto, los créditos en el tramo de 2.000 a 5.000 UF aumentaron 7,1%, mientras que las colocaciones por montos inferiores a 2.000 UF anotaron un alza de 2,6%. Uno de los principales factores que han motivado el aumento en créditos hipotecarios es el bajo nivel de tasas de interés, las que a junio promediaron un mínimo histórico de 2,78%. Es más, en julio continuaron bajando, alcanzado nuevos pisos. ‘Esta situación ha motivado a algunas empresas inmobiliarias a adelantar el lanzamiento de nuevos proyectos residenciales o acelerar el proceso de escrituración de aquellos proyectos que están cerca de ser entregados, a fin de aprovechar las favorables condiciones de financiamiento’, señalan desde la ABIF.

Créditos de consumo desaceleran

En junio, los créditos de consumo tuvieron un crecimiento anual de 5,7%. Dicha cifra es inferior a la expansión de 6,4% en mayo, lo que confirma una tendencia levemente decreciente en los meses previos. ‘Este menor ritmo de expansión se asocia no solo a un entorno macroeconómico menos expansivo y a un mercado laboral poco dinámico, sino también a expectativas más pesimistas por parte de los hogares’, afirma el informe publicado por la ABIF. 

Por su parte, las colocaciones de crédito comercial crecieron 4,9% anual en junio, bajo el 6,3% de mayo y aún más lejos del avance de 8% que experimentaron a principios de año. En esa línea, los préstamos —que representan un 77% de la cartera— y los créditos de comercio exterior evidenciaron una tendencia a la baja. ‘La Encuesta de Crédito Bancario del segundo trimestre de 2019 sugiere una demanda crediticia menos fuerte en comparación con el trimestre anterior, tanto en el segmento pymes como en las empresas de mayor tamaño’, dice la ABIF.

Fuente: El Mercurio

Lee también

pandemia

Capi 2020: Los hitos que nos marcaron en medio de una pandemia

Está claro que este año ha sido, por decirlo menos, muy “particular” . Y es …