Cómo aprovechar las oportunidades para obtener precios más convenientes

Algunos expertos sostienen que las personas pueden aprender a comprar una vivienda, tal como lo hacen los inversionistas, siguiendo solo algunas claves.
Aunque actualmente no existen muchas posibilidades de encontrar viviendas con precios rebajados porque hay una alta demanda, algunos expertos reconocen, sin embargo, que existen ciertas claves para aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado para adquirir una casa o departamento a menor precio que el entregado en lista.
La compra de proyectos en blanco, de las últimas unidades de un edificio, o aprovechar las reservas fallidas -así como poner atención a las promociones-, son algunas opciones. “Cualquier persona que quiera ser mini-inversionista o adquirir una vivienda para uso particular lo puede hacer en la medida en que tenga capacidad de crédito y cierto conocimiento. Solo requiere estar atenta a las oportunidades que van apareciendo”, indica José Antonio Araneda, gerente comercial del Grupo Beltec.

Cuatro claves

Los expertos consultados coinciden en que la compra de proyectos en blanco genera grandes oportunidades, ya que se pueden conseguir precios 10% a 15% rebajados en relación con el momento de la entrega inmediata; mientras que en verde, solo 8% a 10%. “Además, esta alternativa cuenta con el beneficio de la disponibilidad, porque permite elegir la mejor orientación y una serie de opciones que se agotan a medida que aumenta la demanda por el proyecto”, explica Araneda.
Al respecto, Juan Ramón Campos, gerente general de Empresas FTM, agrega que en la compra en blanco las primeras unidades se venden a un valor bastante conveniente para testear la aceptación del proyecto en el mercado, además se pueden conseguir alternativas de cuotas para el pago del pie.
Tomás Cartagena , director ejecutivo de Best Place to Live, recomienda, por su parte, que las personas se inscriban en las inmobiliarias, lo que les permite que las contacten para futuros lanzamientos. “Deben estar siempre atentas al mercado. Los diferentes portales web y, principalmente, las zonas de oportunidades que están cada vez más apareciendo en los sitios de estas compañías”.
Otras oportunidades se generan con las últimas unidades de un proyecto. El gerente comercial del Grupo Beltec sostiene que si bien hay un factor de castigo, ya que se cree que son las viviendas que nadie quiso, no siempre es así porque hay clientes que no están buscando lo que la mayoría demanda.
“Por ejemplo, en un departamento donde se vendieron rápidamente los primeros pisos o los niveles de más altura puede quedar una unidad en un segundo piso que sea más cercana a lo que un cliente específicamente está buscando. Por eso es importante buscar bien estas alternativas, ya que se pueden encontrar oportunidades”.
Las reservas fallidas, que son las unidades de un proyecto inmobiliario que fueron reservadas, pero que no se finiquitaron sus ventas, también constituyen oportunidades para comprar a precios más convenientes. “Esto se genera especialmente cuando las viviendas se compran con créditos hipotecarios, en los cuales la preaprobación se distancia hasta 2 o 3 años de la entrega inmediata”, explica José Antonio Araneda.
Y agrega: “Por ejemplo, en un proyecto donde la reserva fue hecha el 2015 y la entrega está fijada para el 2018 pueden ocurrir muchas cosas, como quedar sin trabajo, vivir una separación o decidir otra inversión que se acomode a necesidades puntuales. Esto provoca que existan reservas fallidas y que vuelvan a estar disponibles unidades que se encontraban agotadas”.
Por ello recomienda que los compradores se inscriban en listas de espera ante la caída de una venta. “Por ejemplo, si están agotados todos los departamentos de un dormitorio con orientación oriente es bueno pedir a la inmobiliaria que avise en caso que falle una venta y se genere una unidad disponible, lo cual puede estar acompañado, además, de un mejor precio si el proyecto está vendiendo las últimas unidades”.
Las promociones también constituyen oportunidades, ya que muchas de ellas son atemporales y responden a la necesidad de darle salida a un stock que no se ha vendido o a equilibrar el mix de oferta. “Por ello, los interesados deben estar atentos a las oportunidades que se generan a lo largo del periodo de venta, ya que es posible encontrar un descuento interesante dentro de un proyecto inmobiliario”.
Si bien reconoce que actualmente del 80% al 90% de los compradores que utilizan estas estrategias son inversionistas, cree que a través de estos tips es posible que la gente pueda acceder a buenos precios. “Cualquier persona que tiene deseos de ser un mini-inversionista o está buscando una propiedad como primera o segunda vivienda puede aprovechar estas claves”.

Recomendaciones

Aunque para comprar una vivienda siempre hay que informarse, cotizar y asesorarse por expertos, sobre todo si la persona no tiene mucho tiempo. “Hay una serie de portales relacionados con el mundo inmobiliario, pero no siempre lo que aparece como oferta es tal, por eso es mejor asesorarse y no dejarse llevar por impulsos marketeros”, indica Juan Ramón Campos.
Señala que es importante que las personas tengan primero claridad sobre lo que quieren comprar en cuanto a ubicación, tamaño y precio. “Es fundamental que sean muy responsables en la elección y paguen dividendos que puedan solventar con tranquilidad. Les recomiendo también cotizar con tiempo su opción hipotecaria, para así obtener las mejores condiciones que existan en el mercado. Deben considerar, además, que están comprando un bien que a futuro pueda ser una atractiva inversión en cuanto al retorno que pudieran exigir”.
Fuente: El Mercurio

Lee también

Infografía de Mercado de arriendos del Gran Concepción

Se realizó una metodología e infografía de revisión, del total de publicaciones de departamentos disponibles …