¿Cómo y cuánto afecta en mi capacidad de endeudamiento ser aval de una deuda?

Para poder comenzar a explicarte ¿Cómo afecta y cuánto mi capacidad de endeudamiento al ser aval de una deuda? En Capitalizarme te mostramos los distintos factores que engloban lo antes mencionado, para que así puedas orientarte a la hora de tomar la decisión de ser aval.
Lo primero que tienes que saber, antes que todo, es tu capacidad de endeudamiento, pero ¿qué significa esto? En palabras sencillas, es la capacidad de una persona o familia que posee una cierta cantidad de capital y que se puede endeudar sin tener que peligrar su integridad financiera.
Según la Superintendencia de Bancos e Instituciones de Chile, el endeudamiento de una persona o titular no debe sobrepasar el 30 a 40% de sus ingresos. Esto tiene como finalidad al igual como se señala en el párrafo anterior, cuidar y velar por la integridad financiera.
Bajo este panorama, el término Aval se refiere a la persona que garantiza el pago de un documento o en este caso el crédito, es decir, apoya que el titular se compromete a cumplir con el pago de lo mencionado, en el caso que este no lo realice, el Aval se verá en la obligación de hacerse cargo de la deuda en cuestión.
Una de las formas en las que el acreedor puede exigir el pago de dicha deuda, es a través del patrimonio del Aval, los que engloban sus bienes y estos pueden llegar a ser subastados a través de la vía judicial hasta que se cancele el monto total del compromiso.
Ser Aval sí limita tu capacidad de endeudamiento. Si estás pensando en pedir un crédito hipotecario, tienes que saber que las instituciones bancarias realizan evaluaciones del cliente, donde ven el porcentaje de la deuda y a través de sus políticas internas miden si cumples los requisitos para que te entreguen lo que necesitas.

Lee también

Precios de departamentos en Ñuñoa aumenta un 4,7% anualmente

Por su ubicación y oferta inmobiliaria, Ñuñoa es una de las comunas más buscadas de …