¿Cómo negociar el sueldo? Atento con estos 5 consejos

¿Estás a punto de negociar el sueldo y bonos con un potencial empleador?
Lograste pasar por varias entrevistas y te convertiste en el candidato favorito: ahora quieren hacerte una oferta de empleo formal, lo que por supuesto incluye el momento de negociar el sueldo. Enfrentar esa situación es difícil y por eso Reqlut.com elaboró una lista con consejos básicos para tener la actitud correcta durante la negociación.
1.Investiga
Llega preparado. Debes saber no sólo el sueldo de mercado, sino que también debes conocer la situación de la compañía. Algunas empresas son bien cerradas cuando se trata de negociar sueldos y en esos casos no hay mucho que hacer, pero hay otras que son muy flexibles. Averigua esto con anticipación para saber cuándo dar la pelea.
2.Conoce tus límites
Debes tener muy claro qué es lo que estás dispuesto a aceptar cuando vas a negociar. Piensa en tres números: el ideal, el justo y el mínimo aceptable.
Decide también qué cosas son las más importantes para ti: si tienes deudas que pagar deudas o quizá un crédito hipotecario que pagar, quizá lo más importante para ti sea el salario base. Pero otros pueden dar prioridad a los bonos o a los beneficios no monetarios, entre muchas otras cosas. Debes considerar todo el panorama y saber con anticipación en qué enfocarte al momento de negociar el sueldo.
3.Crea opciones
Tener opciones te dará más confianza a la hora de negociar el sueldo. Con la situación económica actual es más difícil, pero idealmente deberías estar en conversaciones con dos o tres compañías y darlo a conocer al momento de negociar el sueldo. Hazlo con mucho tacto, porque una actitud muy prepotente podría perjudicarte.
4.Entra en el juego
Negociar el sueldo es como un juego. Recuerda esto, no importa qué tan seria se ponga la situación. Si alguna vez has jugado póker, sabrás que parte importante del juego es mantener la compostura siempre y cuando negocias tu sueldo deberías hacer lo mismo.
Plantea tus ideas de forma calmada, racional y sin ponerte a la defensiva. Si es que sugieres un sueldo más alto que el que te ofrecen, no digas nada más. Cuenta hasta 10 en tu cabeza, si es que te ayuda a quedarte en silencio.
No le tengas miedo a las pausas. Pueden ser incómodas, pero en realidad es el tiempo que se están tomando para considerar el aumento de sueldo.
5.La actitud correcta
La arrogancia nunca ha sido popular en las empresas. Menos ahora, que la situación económica del país no está pasando por su mejor momento. Hay mucho talento buscando oportunidades y pasar desde la confianza a la arrogancia puede ser muy peligroso. Te animamos a negociar, pero no a ser agresivo. Si mantienes una actitud humilde, puede que te sorprendan incluso con algo mejor de lo que esperabas.
El consejo que repetimos con más frecuencia es ensayar antes de ir a cualquier entrevista de trabajo o reunión y repasar en tu cabeza los puntos principales que quieres discutir cuando llegue la hora de negociar el sueldo.
Si no obtuviste lo que querías durante la negociación de sueldo, estás en todo tu derecho de no aceptar. Pero debes estar realmente preparado para irte, sabiendo las consecuencias que tendrá esta decisión en tus finanzas.
Demostrar fuertes habilidades de negociación de sueldo no te hará ningún daño si es que mantienes la actitud adecuada (ver punto 5) y haces tus tareas (ver punto 1). Saber mantener una postura firme puede ser beneficioso, especialmente si es que el futuro trabajo incluye negociaciones con otros clientes.
Fuente: Reqlut.com

Lee también

¿Como Nacieron los Brokers Inmobiliarios?

Gabriel Cid, CEO y Fundador de Capitalizarme.com, nos narra como se origino en Chile el …