Las 6 diferencias de comprar en verde o blanco

Aunque ambas se realizan con anticipación y ofrecen significativos descuentos en los valores, su principal diferencia está dada por la etapa en la que se encuentra el proyecto cuando se adquiere. A continuación te contamos las 6 principales diferencias de comprar en verde o blanco. 

¿Estás pensando en invertir en la compra de un departamento? Entonces debes saber que hacerlo varios meses antes de que se realice su entrega final, puede tener importantes beneficios para el comprador. Lo importante es conocer las características y diferencias de cada de estas modalidades, con el objetivo de encontrar la que más te acomode como inversionista.

Te recomendamos leer 5 razones de porqué invertir con Capitalizarme.com hoy

En ese contexto, existe la opción de realizar la compra en verde o en blanco, dos alternativas que se han transformado en una atractiva tendencia al momento de adquirir un departamento. Es más, de acuerdo al último informe trimestral Mercado Inmobiliario Gran Santiago de GFK Adimark, durante el periodo enero-marzo de 2016, del total de proyectos inmobiliarios comercializados 71,3% fueron en verde, 20,7% en blanco y sólo un 8,0% con entrega inmediata.

Las 6 diferencias de comprar en verde o blanco

Tal como explica Ariel Vidal, Asociado en Capitalizarme.com , “cuando se realiza la compra en blanco el terreno del proyecto ya está comprado, el permiso edificación está aprobado o en proceso de, pero la obra aún no se ha iniciado. Mientras que, la compra en verde trata de un proyecto que ya está en construcción o en obra gruesa”.

Aunque ambos ofrecen valores de venta menores a los de mercado por inmuebles que están listos para habitar, como por ejemplo pagar el pie en cuotas de acuerdo a los meses que falte para la entrega del proyecto –que puede superar los 24 meses en ventas en verde y los 36 meses en ventas en blanco–, también existen diferencias.

En este contexto, la compra en verde ofrece mayor seguridad comercial. La venta en blanco puede presentar una variación mayor de las condiciones de mercado por el transcurso del tiempo. De todas formas, al ser mayor el riego en las compras en blanco, los beneficios en el retorno de la inversión también pueden aumentar, llegando a ahorrar hasta un 30% debido a la plusvalía que genera un inmueble en un periodo de 3 años, de acuerdo a datos de la Cámara Chilena de la Construcción.

Los departamentos en verde también cuentan con los metrajes, mientras que en blanco está la idea del proyecto. Por lo mismo, ésta última es una inversión a más largo plazo y con un mayor plazo de entrega. La decisión de compra dependerá, según explica el Asociado, “dependerá del tipo de inversión que quiera hacer la personas. Si lo quiere para primera vivienda lo más pronto posible, es recomendable la compra en verde.

En caso de que haga su primera inversión, no tenga apuro, busque pagar el pie en más cuotas y de menor valor, o lo quiera para pagar el dividendo con un arriendo, es preferible la compra en blanco”.

Resguardos que debes tomar

Las compras en verde están reguladas por la Ley Nº 20.007, que obliga a la firma de una promesa de compraventa ante notario mediante escritura pública. Las inmobiliarias además deben tomar un seguro a favor de la inversión que los clientes hayan dado por la propiedad.

En el caso de las compras en blanco, existe una firma por reserva, donde se establece que dentro de un plazo se oficializará la promesa de compraventa, donde también se resguardan los adelantos de dinero con una póliza de seguros o una boleta de garantía bancaria. Se recomienda consultar bien por la superficie, orientación y espacios del proyecto, junto con protocolizar en la notaría los planos de arquitectura y especificaciones técnicas.

Lee también

Si estas pensando en invertir con tu 10% de AFP, te recomendamos:

Creemos que la inversión inmobiliaria sigue siendo la alternativa más rentable a la hora de pensar …