Conoce las modalidades de tasas de interés en un crédito hipotecario: Tasa fija, variable y mixta

Cuando deseas adquirir un crédito hipotecario, uno de los asuntos más importantes que debes analizar es el tipo de tasa de interés que deberás pagar por dicho préstamo, ya que no es suficiente conocer el porcentaje de interés que generan los créditos, sino las diferentes modalidades de tasas que puede ofrecerte el banco: tasa fija, tasa variable o tasa mixta, las cuales generan distintas consecuencias en el crédito.
 

TASA FIJA

El porcentaje del préstamo será siempre el mismo durante el plazo que fija el banco para pagar; no se verá afectado por las fluctuaciones de la economía. Generalmente, la tasa fija es más alta que las demás, pero implica menos riesgos. Si no estás seguro de aumentar tus ingresos en el futuro o contar con ahorros que te ayuden a responder la variaciones del dividendo, lo mejor que puedes hacer es seleccionar un crédito hipotecario con tasa fija de interés.
TASA VARIABLE
Significa que el porcentaje de interés sufrirá cambios cada año del plazo que dure el préstamo, pudiendo aumentar o disminuir dependiendo de los cambios de la economía. En este caso, el banco toma un índice de referencia al que se le agrega unos puntos adicionales (a negociar con el banco). Cada año, se determina el nuevo porcentaje en base al valor del índice referencial para ese momento.
Generalmente esta tasa es menor que la fija; sin embargo, existe un mayor riesgo y sólo es recomendable si tienes la expectativa razonable de que tus ingresos van a aumentar en el futuro de forma que puedas asumir un posible incremento del dividendo. Si decides escoger esta opción, es recomendable que conozcas las referencias de las tasas en los últimos años, para así, asegurarte de tomar la mejor decisión.

TASA MIXTA

Es una combinación de las dos opciones anteriores, ya que durante los primeros años del crédito se aplica una tasa fija y los siguientes una tasa variable. Así puedes tener cierta seguridad durante la primera etapa del préstamo, mientras estabilizas tus finanzas personales.
 
En resumen, el tipo de tasa de interés que decidas, va a depender del análisis de tu situación económica al momento de solicitar el crédito hipotecario.
En la ley chilena, para el caso de los créditos se ha estipulado una tasa de interés máxima convencional, que es el nivel superior que puede alcanzar la tasa de interés. Este porcentaje es fijado por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras y la trasgresión a este límite está sancionada por ley.

Lee también

Precios de departamentos en Ñuñoa aumenta un 4,7% anualmente

Por su ubicación y oferta inmobiliaria, Ñuñoa es una de las comunas más buscadas de …