Conozca los 8 derechos esenciales de un deudor bancario

Cobros indebidos, repactaciones no consentidas y acoso son algunos de los reclamos que los clientes realizan contra instituciones bancarias. Es por eso que es importante saber cuáles son los derechos que una persona tiene ante estos casos.
El Sernac calificó con nota 4 a los bancos en un ranking de reclamos de los consumidores relacionados con líneas de crédito, avances en efectivo, créditos hipotecarios y de consumo durante el segundo semestre de 2014. 
Los principales reclamos se relacionan con que no hay devolución de cargos mal efectuados, cobros de transacciones no realizadas y deudas o comisiones inexistentes.
Ricardo Ibáñez, abogado del estudio jurídico Defensa Deudores, informó que además del Sernac existen otras instituciones en donde poder realizar reclamos, como la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, los Tribunales de Justicia y al Juzgado de Policía Local, si se trata de infracción a la Ley del Consumidor.
Es en este contexto en el que el experto da a conocer los 8 derechos más importantes que posee un deudor bancario. Estos son:
1.- Las empresas no deben informar a otros -familiares o jefe- sobre su deuda.
2.- Los llamados de cobranza deben ser sólo de lunes a sábado, entre 8:00 y las 20 horas.
3.- No le pueden enviar documentos que aparenten ser escritos judiciales.
4.- Está prohibida cualquier conducta que afecte su privacidad o situación laboral.
5.- Se les debe cobrar por deudas reales y si ya pagó, no corresponden las cobranzas.
6.- Los gastos de cobranza deben respetar los topes establecidos en la ley y no incorporar costos que no corresponden, como el pago de honorarios al abogado, ni el interés moratorio.
7.- La empresa debe pedir el consentimiento para una repactación y cumplir todo lo acordado.
8.- Puede pagarle directamente a la empresa a la que debe y no necesariamente a la entidad de cobranza.
Según Ibáñez, hasta hace poco había un abuso por parte de las instituciones bancarias al realizar las cobranzas, “donde a través de atemorizar al deudor lograban repactaciones que no eran ilegales, pero sí abusivas. Con la Nueva Ley de Insolvencia y Reemprendimiento, en general, están más flexibles con los deudores, ya que si éste se somete a procedimiento de liquidación y los bienes no alcanzan a pagar el total de las deudas, los saldos no pueden ser exigidos, lo que podría ser perjudicial para un banco, pues no obtendría el pago total de la deuda”.
Sostuvo que “no se trata de privilegiar una u otra institución para endeudarse, lo principal es no hacerlo e incentivar el ahorro en el núcleo familiar, aunque sea un 10% de los ingresos”.
Fuente: La Nación

Lee también

El futuro del sector inmobiliario tras crisis por Covid-19: 6 desafíos que tendrá que asumir el rubro durante en los próximos 6 meses

Según los expertos del sector inmobiliario, en los próximos seis meses las viviendas de inversión …