Consejos de un padre financieramente inteligente

Algunos de los mejores consejos financieros que un padre le puede brindar a sus hijos
El Día del Padre se acerca y comenzamos a preguntarnos cuál es el mejor regalo para nuestro papá. (Pista uno: algo que no salga de tu presupuesto)
Seguro recibiste de él varios consejos para manejar tus finanzas personales. ¿Por qué no los aplicas para honrarlo, no solo durante esta festividad?
A continuación, algunos de los consejos financieros que todo padre financieramente inteligente ha compartido alguna vez con sus hijos:
1. Ahorra cada que puedas: nunca sabes cuándo necesitarás efectivo extra. No dejes pasar la oportunidad de tener un pequeño colchón para solventar emergencias, imprevistos o hasta uno que otro capricho.
2. Tu dinero también necesita trabajar: existen dos maneras de hacer dinero: trabajar por él (lo cual depende de ti y de cuántas horas laborables tiene el día) o que él trabaje para ti. Debes ahorrar parte del dinero obtenido con el sudor de tu frente e incrementarlo con los intereses que las diversas instituciones bancarias te ofrecen.
3. Tus ahorros son tan importantes como pagar el teléfono: págate a ti mismo primero. Considera el ahorro dentro de tu presupuesto mensual, como considerarías cualquier otro gasto fijo.
4. No vivas como rey si eres plebeyo: ¡Evita las deudas a toda costa! Vive dentro de tus posibilidades. Las únicas deudas “aceptables” son créditos inmobiliarios, y en últimas instancias, créditos automotrices. Ten tarjetas de crédito si quieres, pero paga el balance completo cada mes. ¡Huye de los intereses!
5. No seas ambicioso: si metes la mano en el frasco de canicas y las intentas sacar todas al mismo tiempo, no lograrás obtener ninguna. Una vez que tu puño esté lleno, tu mano no cabrá por la boca del contenedor. En otras palabras: no seas ambicioso, no puedes tenerlo todo, así como tampoco puedes tomarlo todo al mismo tiempo. Mantén equilibrio financiero y resuelve un problema a la vez.
6. Estudia y consigue un trabajo: la educación es importante. Aun cuando un grado académico no garantiza un buen trabajo después de graduarte, es un camino andado. Si no puedes encontrar tu trabajo de ensueño justo después de graduarte, consigue uno que te ayude a desarrollar tus habilidades, darte experiencia y pagar tus deudas.
7. El dinero no crece en los árboles: haz un presupuesto. Empieza por una lista que especifique lo que quieres y lo que necesitas, y compáralo con lo que ganas. Piensa: ¿qué puedes pagar y qué puede esperar?
8. Un centavo ahorrado es un centavo ganado: ten un plan de contingencia, un buen ahorro para cualquier situación que pueda tomarte por sorpresa. Protege tus finanzas y ahorra para emergencias y tu retiro.
9. Vete con cuidado al mudarse juntos: es un gran paso en una relación y en tus, o mejor dicho, “sus” finanzas. Antes de mudarse, discutan las expectativas financieras de cada uno: cómo distribuirán el pago de servicios, las tarjetas de crédito y el gasto por emergencias.
10. Comienza a ahorrar lo antes posible: tan pronto como tengas tu primer trabajo, deberás comenzar a ahorrar para el retiro. Idealmente, de un 15 a un 25% de tu sueldo.
11. No hay lugar como el hogar: si bien nadie quiere vivir en casa de sus padres para siempre, tampoco tienes que tirar el dinero a la basura intentando vivir solo. No más del 30% de tus ingresos debe dedicarse a tus gastos de vivienda.
12. El dinero no compra la felicidad: aprecia lo que tienes: tus amigos y familia valen más que cualquier mansión o megayate.
13. Sé un consumidor inteligente: antes de hacer cualquier compra, especialmente una muy grande, lee reseñas al respecto, compara al producto con la competencia y habla con amigos que hayan hecho compras similares. La clave está en aprender todo lo que puedas sobre el producto que te interesa, porque comprar lo más barato no siempre es la opción más económica.
Hay conocimientos que jamás se desgastan ni pasan de moda. A ti, ¿qué consejos financieros te dio tu padre? ¿Qué tips de finanzas personales les estás compartiendo a tus hijos? Se dice que no hay mejor herencia que la educación, y especialmente, cuando de educación financiera se trata, no hay un dicho más cierto.
Fuente: Terra

Lee también

Infografía de Mercado de arriendos del Gran Concepción

Se realizó una metodología e infografía de revisión, del total de publicaciones de departamentos disponibles …