Consejos para mejorar tus finanzas si eres estudiante

Aunque no trabajes todavía, o si trabajas mientras estudias, es importante que desde ahora te preocupes por ser una persona organizada
¿Estás estudiando y tus finanzas son una carga más para ti? Disfrutar de tu vida universitaria sin preocupaciones económicas es posible, solo es necesario administrarte y cambiar algunos hábitos que están acabando con tu cartera. Aquí 5 consejos para que tu mayor preocupación sean tus tareas y no tus finanzas:
1. Establece tu presupuesto mensual. Es muy importante definir un presupuesto mensual y apegarte lo más que puedas a él. Así podrás planear con mayor exactitud cuánto de tu dinero irá para la escuela, materiales, comida, transporte, diversión y ahorro. Trata de destinar una cantidad de este presupuesto para ahorrarlo por si te llegaras a enfermar o por si se presenta alguna emergencia. Te sorprenderá lo que puedes ahorrar al mes si planeas con anticipación.
2. No te gastes todo al principio del semestre. Sueles empezar con el pie derecho el semestre y es cuando más tranquilo en ese aspecto te sientes. Pero también es es el momento en el que tienes más gastos por hacer, como útiles, inscripciones y materiales. Trata de utilizar solo lo necesario y no confiarte. Una útil idea es dividirlo por meses y guardarlo de cada mes en un sobre diferente, así cuando tu sobre se vaya a terminar, más te vale hacerlo llegar al fin de mes.
3. Baja aplicaciones sobre presupuestos y finanzas en tu celular. Si eres el típico estudiante que vive pegado a su celular, el bajar una aplicación que te permita organizar tus ingresos y egresos facilitará el que puedas llevar tus finanzas adecuadamente. Estas aplicaciones te ayudarán a ver de una manera mucho más clara los gastos que tienes diariamente y podrás darte cuenta que podrías ahorrar más de lo que has logrado ahorrar hasta ahora.
4. Utiliza una tarjeta de crédito para estudiantes. Hay muchas tarjetas de crédito para estudiantes y pueden ser una gran idea, te recomendamos hacer una lista de las razones por las que quieres tener una. Pero siempre recuerda que lo que no pagues, te generará grandes intereses que después podrían meterte en problemas, pore so trata de utilizarla con medida y mucha responsabilidad. Te aconsejamos tramitar una con el menor límite posible para comenzar, así tendrás mayores beneficios y menores tasas de interés.
5. Escoge uno o dos días para salir y gastar. Es muy probable que llegue un momento en tu carrera que todos los días o mínimo tres veces por semana haya algún plan con tus amigos, esto se debe a que siempre hay trabajos en equipo que ameritan salir, horas libres con tiempo que matar o simplemente ganas de divertirte después de un día de clases. Pero si caes en la tentación de decir siempre que sí, tus finanzas lo resentirán al máximo. Cada plan con tus amigos, desgraciadamente implica dinero, trata de solo asistir a los planes que más te llamen la atención o de hacer un balance con planes que no involucren gastar tanto, com over películas en casa de alguien, comprar palomitas, tomarse un café o preparar sus propias bebidas y platillos.
Aunque no trabajes todavía (o si trabajas mientras estudias) es importante que desde ahora te preocupes por ser una persona organizada, que te administres de la mejor forma y trates de prepararte para tu vida laboral. De esta manera, disfrutarás de los beneficios de llevar una vida económicamente estable.
Fuente: Terra

Lee también

¿Como Nacieron los Brokers Inmobiliarios?

Gabriel Cid, CEO y Fundador de Capitalizarme.com, nos narra como se origino en Chile el …