¿En qué consiste el refinanciamiento hipotecario?

El refinanciamiento hipotecario consiste en otorgar a un propietario de vivienda acceso a un nuevo préstamo hipotecario que reemplaza al que ya tiene. Los detalles del nuevo préstamo hipotecario pueden ser personalizados por el propietario, incluyen la tasa hipotecaria del nuevo préstamo, la duración del préstamo en años y el monto prestado.
 
¿Por qué solicitar un refinanciamiento hipotecario?
Las refinanciaciones pueden usarse para reducir el pago mensual de la hipoteca de un propietario; retirar el dinero para mejoras en el hogar; y, cancelar las primas del seguro hipotecario, entre otros usos.
Algunas otras de las razones por las que los propietarios refinancian incluyen el deseo de obtener una tasa hipotecaria más baja; pagar su casa más rápido; o, para usar su patrimonio neto para pagar tarjetas de crédito o para financiar mejoras del hogar.
Por lo tanto, si la tasa de interés del nuevo préstamo es significativamente menor que la hipoteca original, el propietario puede ahorrar mucho dinero y tener un pago mensual más bajo, sin embargo no se reducirá  la cantidad de años que te restan por cancelarlo.
 
¿Cómo y dónde obtengo una refinanciación?
Las refinanciaciones generalmente cierran más rápido que un préstamo hipotecario de compra y pueden requerir mucho menos papeleo.
La refinanciación hipotecaria se puede gestionar en la misma institución donde solicitaste el crédito original o en cualquier otra empresa externa. En cuanto a los documentos que debes presentar, considera que estás estableciendo un nuevo préstamo con términos completamente nuevos. Por lo general, esto somete a un solicitante de refinanciamiento al mismo proceso de aprobación de hipoteca que el solicitante de una hipoteca de compra, sin embargo depende de la institución que te lo otorgue. Lo más probable es que debas presentar:

  • Historial de pagos.
  • Acreditar ingresos e historial de empleo.
  • Puede que la casa refinanciada esté sujeta a una tasación de la vivienda para afirmar su valor de mercado actual.

 
Sin embargo, a pesar de las similitudes, los prestatarios generalmente pueden esperar proporcionar menos documentación para una hipoteca de refinanciamiento en comparación con una compra.
Como puedes ver, esta opción tiene ventajas significativas, por lo que es una alternativa que siempre debes tener en cuenta si lo que buscas es mejorar las condiciones de tu Crédito Hipotecario.

Lee también

Siete comunas dejan el encierro

Siete comunas de la Región Metropolitana debutarán hoy en el plan “Paso a paso” del …