Edificios innovadores: pista de trote en un piso 14

En Economía y Negocios, urbanista destaca que la idea optimiza el uso de los espacios y recoge la práctica cotidiana de los residentes. La pista de trote tiene cerca de 70 metros de largo, y su superficie es de maicillo.

Las azoteas de los edificios en Santiago están cambiando. Antes estaban dedicadas exclusivamente a albergar los espacios comunes necesarios para sus habitantes, como lavanderías y salas de eventos. Hoy cuentan con piscinas e incluso con pistas especiales para trote.

El concepto de edificios innovadores desarrollado por Ralei Grupo Inmobiliario en Las Condes, por ejemplo, pretende incentivar la práctica deportiva sin la necesidad de salir a la calle.

El circuito está emplazado en el piso 14 del edificio de calle La Capitanía y tiene unos 70 metros de largo. La superficie de la pista es de maicillo, que favorece el rebote y previene posibles lesiones en los deportistas.

Te recomendamos leer Terrazas exhiben nuevas propuestas de espacios

“El que tenga gravilla se transforma en una ventaja adicional, porque ayuda a disminuir el impacto en las rodillas, problemas que sufrimos seguido los corredores”, dijo Stefano Ciaravino, modelo publicitario y corredor aficionado, quien probó la pista.

Según Andrés Ergas, gerente comercial de la empresa, más que una tendencia, el hecho de que estos edificios innovadores cuenten con esta pista “ya es algo que se incorporó en las facilidades que pueda tener un edificio”. La idea es mejorar la calidad de vida y la salud de las personas. Además del circuito de trote, estos inmuebles cuentan con un sistema de bicicletas de libre uso para sus propietarios.

La opinión de los expertos sobre estos edificios innovadores

Para Genaro Cuadros, urbanista y director del Laboratorio de Ciudad y Territorio de la UDP, el nacimiento de estas ideas tiene que ver con la adaptación del mercado inmobiliario a las prácticas cotidianas de las personas. “En un futuro próximo nos vamos a encontrar con una mayor diversidad de ofertas. Es una manera de atraer a futuros propietarios organizando los espacios comunitarios en función de su estilo de vida”.

Añade que incorporar las azoteas para optimizar los metros cuadrados “ha ido ganando cada vez más adeptos. Hay países que han terminado definiendo políticas globales sobre las azoteas, como es el caso de Francia respecto de los techos verdes. Esto se puede incluso expandir a edificios de uso público, para maximizar su funcionamiento”.

edificios innovadores

Lee también

Nueva solución del mercado inmobiliario: visitas virtuales

Visitas virtuales, recorridos 3D y otras soluciones tecnológicas comienzan a visualizarse en las plataformas de …