¿Es buen negocio arrendar departamentos amoblados?

No le haga el quite a los muebles de ratán, mimbre y la tapicería en lino o algodón. El negocio puede dejarle jugosas ganancias, aseguran los especialistas.

Pese a que en el mundillo inmobiliario abundan anuncios de un 2016 contraído, el subrubro de los arriendos de deptos amoblados gira en otra órbita. Fabricio Muñoz, gerente de Marketing y Experiencia de Capitalizarme.com, sostiene que comprar una propiedad para arrendarla amoblada es y será un negocio redondo. “Este mercado se va a mantener bien, ya que va de la mano con el crecimiento del turismo. Sobre todo ahora que se alarga la temporada de montaña. Tendremos clientes extranjeros que vienen a hacer deportes de montaña hasta mediados de noviembre, por lo menos. Sobre todo de Brasil y EE.UU.”, asegura.
Este formato de arriendo es apetecido por dos tipos de clientes: el nacional –compuesto por jóvenes de regiones que se desplazan para estudiar y ejecutivos que deben viajar constantemente–, y el extranjero, ya sea que venga por trabajo o vacaciones. Estos últimos son quienes dejan las mejores utilidades. “Ellos buscan en barrios cercanos a atractivos turísticos, parques grandes y con buen transporte. Hablamos de zonas como Lastarria, Bellas Artes, Bellavista, Parque Araucano o Alto Las Condes. Fácilmente se les puede cobrar un 30 ó 40% más en el valor del arriendo que a un chileno”, complementa Muñoz.
En Amoblados.cl, sitio que sirve de intermediario entre extranjeros e inversionistas locales, aseguran que el cliente foráneo prefiere siempre propiedades que tengan todas las comodidades. “Ojalá venga con wifi y TV cable, conectividad y servicios cercanos. Algunos buscan edificios más modernos, con piscina idealmente, y muchos piden que cuente con gimnasio”, detalla ManéÁguila, encargada de back office de Amoblados.cl, que trabaja con departamentos de Ñuñoa, La Reina, Providencia, Las Condes y Recoleta.
El departamento de un dormitorio y un baño sigue siendo el rey. “Es el que menos inversión requiere. Un dividendo de uno así en Lastarria debe estar cercano a los 240 mil pesos. Por esa propiedad puedes cobrar entre 700 y 800 mil mensuales. De eso debes descontar los gastos que implica el negocio: aseo, pago de cuentas y cambio de toallas, por ejemplo”, explica Fabricio Muñoz.
Además, y ojo, el Servicio de Impuestos Internos dispone lo siguiente: “Las propiedades que se arriendan amobladas deben declarar y pagar el IVA por los ingresos percibidos”.
Rafael Rivera, docente de Diseño de Ambientes en Duoc UC, plantea que con 4 millones se puede dejar vestido un departamento. “Con esa plata compras una buena cama, veladores, sofá, televisor, línea blanca básica, loza y cuchillería buena”, sostiene. Y aconseja: “Las personas que viajan harto por el mundo esperan que el espacio sea 100% funcional y lo más tecnológicos posible”.
En el caso de Chile, es acertado mirar los materiales autóctonos: “Especialmente la madera, en lo posible no lacada. Los muebles de ratán o mimbre gustan mucho a los extranjeros, y son generadores de espacios cálidos. El cuero se usa harto para los sofás, pero está más asociado al mobiliario británico. Acá deberíamos preferir tapicería en tela, como lino o algodón. En cuanto a la ropa de cama y baño, debe ser un color que a ojos del usuario sea muy higiénico. El blanco, aunque difícil porque se mancha y se decolora, es el más adecuado para un espacio de arriendo con una cualidad semihotelera”, concluye Rivera.
Fuente: lun.cl

Lee también

10 cosas que debes saber sobre un contrato de arriendo

Antes de que firmes un contrato de arriendo será de mucha ayuda que sepas qué …