Espacios de doble altura se posicionan como eje de viviendas

Expertos afirman que esta modalidad está ganando adeptos, pues genera una mayor posibilidad de encuentro entre sus moradores, así como también una sensación de amplitud.
Los espacios de doble altura se han ganado un lugar en los proyectos inmobiliarios.
“Hace mucho tiempo nos dimos cuenta de que para la habitabilidad de las viviendas no solo importan los metros cuadrados, sino también los metros cúbicos, osea la altura piso-cielo en algunos recintos. Cuando un espacio tiene una altura mayor, la amplitud, espacialidad y el carácter que gana ese lugar es notable. Incorporar doble altura en nuestros proyectos tiene que ver con mirar los elementos constructivos y arquitectónicos desde el vivir de las personas para entregarles la casa que buscan y sueñan”, afirma Nicolás Jobet, gerente de Desarrollo de Socovesa Santiago.
Agrega el ejecutivo que, en el caso de dicha compañía, las dobles alturas se empezaron a incorporar hace al menos siete años. Y que las cosas han evolucionado desde entonces.
“En ese tiempo era un atributo arquitectónico más bien exclusivo de los proyectos de lujo, pero con el tiempo las fuimos aplicando en otros proyectos, haciéndola accesible para más personas. Comenzamos el 2013 con Singular de Chamisero y ahora lo potenciamos aún más en nuestro nuevo proyecto en Piedra Roja, Alkura. En él buscamos dar vida a ambientes amplios, cálidos y funcionales, gracias a elementos como las dobles alturas y también a los patios interiores. Este proyecto es simbólico porque abre una nueva categoría, la que nosotros denominamos A+D Home”.

Más orden

Comenta que en el caso del proyecto Alkura ofrecen casas con doble altura en el hall de acceso, una zona que tienen un claro sentido de distribución y que modula los espacios públicos de los privados, dándole una luminosidad, amplitud y espacialidad incomparable.
“Cada sector de una casa, este proyecto es producto de la constante búsqueda de Socovesa de cómo llevar esos atributos antiguamente solo asociados a proyectos de lujo, a uno de 139 m2”.

Buena presentación

Al final, la doble altura es una tendencia que está creciendo en nuestro país, dicen los expertos. tanto en casas como en departamentos.
El arquitecto Alan Fox, director de la Escuela de Diseño Campus Creativo Universidad Andrés Bello, Viña del Mar, afirma que por lo general “esta modalidad es utilizada en torno al espacio de acceso de la vivienda, el que cumple la función de recibir a los que ingresan y organizar la distribución de los distintos recintos. Es decir, se trata de un espacio ordenador, y, junto a ello, una suerte de ´presentación´de la casa en su máxima totalidad visible. Puede decirse que un acceso con esas características se vuelve un ´corazón´además de una ´vitrina´de la casa”.
En todo caso, señala, “también es usado en lofts para relacionar, con cierta distancia vertical, el living-comedor con un dormitorio en segundo nivel, creándose una suerte de abalconamiento”.
Añade el académico universitario que la utilización de este recurso entrega varias ventajas.
“Al tratarse, originalmente, de galpones de gran altura interior, los lofts, presentan los espacios de doble altura por excelencia, y su gran gracia está en que favorecen la comunicación entre distintos recintos de la vivienda. De esta manera se genera una mayor posibilidad de encuentro entre sus moradores, así como también una sensación de amplitud. Esto es considerado una virtud especialmente en departamentos de un solo ambiente y de reducido tamaño”.
Claro que para obtener buenos resultados, es clave diseñar bien estos espacios.
“El tema de la luminosidad, por ejemplo, si bien es un valor, representa un problema de diseño de cierta sutileza, ya que las radiaciones solares deben ser controladas”.
Por ello, recomienda el experto, “lo ideal es que la misma arquitectura de la envolvente resuelva este problema en la forma de quiebrasoles, lucarnas translúcidas, entre otras soluciones, aunque también se puede controlar la luz solar por medio de dispositivos regulables, como persianas de diversos diseños y materialidades”.
Y en cuanto a la componente térmica, señala que lo ideal es que durante los meses fríos se use ese recinto con las puertas de los recintos aledaños cerradas, de modo de disminuir el volumen cúbico a temperar con algún tipo de calefacción.

Buen uso

Lo importante, recalca, es que los espacios sean bien pensados y utilizados.
“Aunque los espacios de doble altura tienen también desventajas, como por ejemplo el ‘desaprovechamiento’ de la superficie edificada, y la dificultad para temperar, considero que, de mediar un buen diseño de los mismos estudiando tanto la relación con otros recintos, el control solar y una adecuada estrategia energética, la doble altura representa una virtud que aporta habitabilidad a una vivienda. Es que los espacios de doble altura favorecen la integración, el toparse, la vida en familia en un gran espacio, y no una vida compartimentada”, concluye Alan Fox.

Uso creciente

Hoy es posible encontrar espacios de doble altura tanto en proyectos de casas como de departamentos. La oferta de unidades dúplex e incluso tríplex ha hecho proliferar el uso de esta modalidad. Así se combina un uso intensivo del terreno con una sensación y amplitud, indican los expertos.
Fuente: El Mercurio

Lee también

El futuro del sector inmobiliario tras crisis por Covid-19: 6 desafíos que tendrá que asumir el rubro durante en los próximos 6 meses

Según los expertos del sector inmobiliario, en los próximos seis meses las viviendas de inversión …