Guía para renegociar tu crédito hipotecario

Mejorar las condiciones de tu hipotecario por medio de una negociación con tu banco, o cambiándote a otro, es una alternativa muy atractiva que te permite, por ejemplo, liberar recursos para nuevas inversiones.
Eso sí, hay que estar bien informado para dar los pasos correctos. Nuestro gerente comercial, Patricio Labbé, nos entrega consejos para conseguir una buena renegociación hipotecaria.
Patricio Labbé - Gerente Comercial Capitalizarme.com
1. Conectado e informado. “Estar atento a las fluctuaciones de las tasas de interés y a las promociones de los bancos es fundamental. La competencia en el mercado es muy fuerte, por lo que constantemente están sacando tasas preferenciales para sus clientes”, sostiene Labbé.
“Por ejemplo, para una persona que compró hace cuatro o cinco años, con tasas mayores al 5%, de todas maneras hoy le conviene renegociar, ya que están entre el 3 y 4%”.
2. Hacer los números. “Puede que una tasa promocional suene muy atractiva, pero no hay que dejarse encandilar. Es necesario hacer todos los cálculos y proyecciones para ver si realmente conviene, por ejemplo, llevar el hipotecario a otro banco. Muchos ofrecen tasas interesantes, pero los seguros asociados son muy altos y con ello el dividendo termina siendo igual o mayor al que uno está pagando actualmente”.
“Ahora bien, en términos generales solo conviene cambiarse de banco o renegociar si la diferencia en la tasa es de al menos 0,5 puntos. Cualquier promoción inferior a eso realmente no vale la pena”.
3. El poder de negociación. “En esta instancia la ventaja la tiene el cliente. Ante la amplia oferta en el mercado, un banco tratará de conservar a sus buenos clientes y, al mismo tiempo, la competencia intentará quitárselos ofreciendo mejores condiciones. Ese es el escenario que hay que aprovechar para negociar y ver hasta dónde puede llegar tu banco con su oferta, y también cuánto está dispuesto a ofrecer el otro que te quiere como cliente”.
“Eso sí, hay que concentrarse en la tasa y los seguros. Los costos burocráticos asociados al hipotecario, que normalmente van desde los 500 mil al millón de pesos, no se pueden negociar porque no dependen del banco”.
4. Aprovechar las condiciones de este año. “A partir del 1 de enero de 2016 los bancos tendrán que pagar nuevas provisiones por los créditos, por lo tanto si hoy financian hasta el 90% del valor de la propiedad, el próximo año no van a dar más del 80%. Esto, principalmente para aquellas personas que ganan cerca de los 1,5 millones. Entonces, si puedes y te conviene renegociar este año ¡hazlo!”.
¿Quieres saber más? Contáctanos!

Lee también

Infografía de Mercado de arriendos del Gran Concepción

Se realizó una metodología e infografía de revisión, del total de publicaciones de departamentos disponibles …