Halls apuestan por crear identidad

Estos espacios incorporan cada día más arte y luz. Nuevos materiales y conceptos han revolucionado este importante articulador de la arquitectura.
Uno de los conceptos en boga es el de identidad. Es decir, dotar de un elemento reconocible al edificio.
“Por ejemplo, en Exxacon intentamos siempre incorporar materiales novedosos que se asocian a la arquitectura de viviendas unifamiliares más que a edificios”, explica Pilar Ríos, jefa de Marketing Exxacon.
Cuenta que un caso relevante es su edificio Nodo. “En él traemos a la comuna dentro del proyecto inmobiliario. Todo parte con la selección del terreno, que nos da una visión y mirada de la vocación del proyecto, lo que se traduce en un concepto a explotar y sobre el cual se desarrolla la arquitectura, gráfica, diseño y producto”.
Señala en ese proyecto que en Ñuñoa se dieron “cuenta de que esta comuna es en sí misma un representante del arte, cultura y por ende es un espacio con personalidad, el cual representamos a través del diseño artístico en Nodo”.
Comenta que el proyecto escenográfico del hall, donde un container cuelga y hay grafitis pintados en sus espacios comunes, “representa a la actual Ñuñoa, una comuna con arte callejero y muy urbana. Pero, a su vez, la experiencia es parte de este hall de acceso donde la tradicional sala de estar de acceso evoluciona a un montaje artístico donde el arte da cabida al mobiliario funcional, a través de una estructura de palillaje de madera llamada waiving wall , que se transforma en asientos para que quienes esperan hagan de su visita al proyecto una experiencia única a través de la observación”.
A su vez, cuenta, en el caso de su proyecto Dhalmar, también en Ñuñoa, este se relaciona con el lugar donde se emplaza. “El hall de acceso se contextualiza con su emplazamiento -frente a una plaza- e incorpora los colores e iluminación para generar un espacio de doble altura que ilumina los pasillos interiores. Ella da como resultado un proyecto que dialoga con la ciudad y el entorno donde se sitúa”.

Más luz

Agrega que, en definitiva, “cada espacio depende de donde se emplaza y el público objetivo que va a atender y, por ende, de un estudio exhaustivo de los que habitan estos lugares. No es lo mismo realizar un proyecto en Vitacura que en Santiago Centro o Ñuñoa, cada segmento tiene necesidades diferentes que se traducen en áreas comunes y equipamiento hechas a la medida del tipo de cliente. Donde el gran valor es generar identidad, ese es el fin que buscamos”.
Pero además de la identidad, hay otros aspectos que están tomando importancia. Uno de ellos es la iluminación natural. Francisco Vinagre, general de Surmonte, explica que en el caso de dicha compañía han puesto especial dedicación, en distintos proyectos, a los halls de acceso.
“Los entendemos no solo como un lugar de paso, sino principalmente como un espacio de encuentro para quienes habitan los edificios”.
Dice que el tener la experiencia de entrar a un departamento a través de espacios amplios e iluminados, y no por pasillos oscuros, es un elemento distintivo. “Los patios de luz son un elemento importante en este concepto de halls de acceso”.
Cuenta que, por ejemplo, “el hall del edificio de Eliodoro Yáñez (EY32) es un lugar que entrega en términos espaciales, una relación visual amplia. Ello se logra a través de un vacío central, que actúa como patio de luz. Se genera la experiencia de conectar espacialmente los nueve niveles del edificio. Y son también halls, y se tratan como tal, los accesos desde los subterráneos, desde los estacionamientos. Las personas acceden al edificio prioritariamente desde ellos”.
“En el caso del Candil en La Dehesa, el hall de acceso se conecta espacial y visualmente con el exterior y con el espacio singular del edificio (pasillo pérgola). Una escalera llega al hall como un elemento trasparente y liviano. Incorpora también la altura como otro elemento espacial, en este caso las 4 alturas del edificio”.
Los halls dejan de ser una escenografía decorativa y activan un vínculo entre el acceso al edificio y salida al entorno, a las calles.

Lugares comunes

Señala Francisco Vinagre, general de Surmonte, que la tendencia hoy es que los halls vuelvan a ser lugares de encuentro. Los halls se están abriendo y entregando el espacio público de modo de crear una nueva forma de acceder al edificio.
“Estos espacios tienden también a ser cada vez más transparentes, lo que ayuda al control y la seguridad de los edificios”, agrega.
Fuente: El Mercurio

Lee también

El futuro del sector inmobiliario tras crisis por Covid-19: 6 desafíos que tendrá que asumir el rubro durante en los próximos 6 meses

Según los expertos del sector inmobiliario, en los próximos seis meses las viviendas de inversión …