Inmobiliarias advierten que congelamiento de permisos dañará inversión

Subidas de precios y caídas en las inversiones inmobiliarias son algunas de las consecuencias que, según varios actores del sector, se podrían dar en varias comunas de Santiago por la decisión de varios municipios -entre ellos, Estación Central, Ñuñoa, San Miguel, Providencia y Santiago Centro- de congelar el otorgamiento de permisos de edificación en algunas zonas de la comuna.

Según expertos, estas medidas, que tienen una duración máxima de un año, responden a la necesidad de restringir el uso del suelo de la comuna, o bien a los reclamos de los vecinos dadas las grandes proporciones alcanzadas por algunas iniciativas. “La paralización de estos permisos inmobilarios implica un cambio al plano regulador de la comuna, lo que afecta directamente a los proyectos que ya habían sido aprobados con anterioridad”, indica una alta fuente de la industria.

”Esto puede perjudicar la inversión en el sector y el desarrollo de largo plazo”, agrega.

Vicente Domínguez, director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), añade que este tipo de medidas “disminuyen drásticamente el desarrollo inmobiliario en la zona y se produce a nivel ciudad un alza de precios de suelos porque empiezan a escasear”, explica.

Por su parte, Bernardo Echeverría, presidente del comité inmobiliario de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), indica que desde el momento en que se aprueba el proyecto inmobiliario se realiza un conjunto importante de inversiones,por lo que “si a todo eso se suma un proceso de invalidación que paraliza obras ya iniciadas, el impacto puede llegar a ser mucho mayor para el inversionista, puesto que el 60% o más de la inversión de un proyecto ya está en la etapa de construcción”, indica el ejecutivo.

Nuevas líneas de Metro

Otro factor que preocupa a los expertos son los congelamientos realizados en las zonas donde se realizaron importantes inversiones en las líneas 3 y 6 del metro.

Nicolás Herrera socio de BDO Consulting indica que “por cada estación de metro el Estado gasta unos US$ 100 a US$120 millones”. Además, dice que después de que se inauguren estas líneas, Ñuñoa va a ser la comuna con la segunda mayor cobertura de metro en la capital. “Es por esto que uno debiese pensar que las zonas que contemplan estaciones de metro, debieran albergar una mayor densidad de personas”, explica el ejecutivo. “Por lo que realizar este tipo de congelamiento en la zona es algo completamente contradictorio”, añade.

Fuente: La Tercera

banner-invierteenpropblog-500x120px

Lee también

Departamentos nuevos en Santiago reducen su tamaño un 18% en la última década

Estudios demuestran que las nuevas unidades de departamentos disminuyeron casi 12 m2 de superficie. Expertos …