Inmobiliarias entregan más libertad a los clientes a la hora de definir sus espacios

En algunos segmentos, los proyectos han sofisticado y ampliado la gama de programas ofrecidos a sus clientes y en algunos casos dan la posibilidad de cambiar la distribución interna en etapas previas a la entrega o ampliar sus espacios con posterioridad.

En algunos segmentos las inmobiliarias están entregando a los propietarios una mayor capacidad de elección. Ya sea a través del diseño de modelos que -dentro de un mismo proyecto- ofrecen a los clientes alternativas con notables variaciones, hasta entregar la posibilidad de cambiar la distribución interna de la unidad en etapas previas a la entrega o hasta con posterioridad a ella.

Enrique Joglar, gerente de Desarrollo de la inmobiliaria Indesa, afirma que “hoy se propone en muchos proyectos la personalización de las viviendas, en las que tienes distintas alternativas para que los interiores de la casa o departamento se identifiquen de mejor manera con sus propietarios”.

En este sentido cuenta que, por ejemplo, “Indesa en su proyecto Viñas de Chicureo busca una manera distinta de lograr esa identificación a través de una propuesta con mucha identidad en su conjunto, flexibilizando el diseño y distribución de las casas a través de distintas alternativas”.

Relata: “Nuestro proyecto se aborda como un gran parque en extensión -cuyo paisajismo fue desarrollado por Juan Grimm-, que entrega a las 72 viviendas la base para su emplazamiento. Sobre este parque se proponen 5 distintas alternativas de casas, que consideran un lenguaje común a través de arquitectura moderna y materialidades como el hormigón visto, característicos del arquitecto Gonzalo Mardones, aunque para la definición del programa de cada tipo de casa se buscó dar alternativas a distintos escenarios considerando la edad, cantidad de personas que habiten y el uso de los distintos espacios entre otras posibilidades”.

Así, indica que “se busca entregar distintas experiencias y vivencias en cada una de las tipologías de casa que hemos desarrollado, e invitamos a nuestros clientes a elegir cuál es la que se identifica más con ellos”.

Comenta que dentro de las 5 tipologías propuestas tienen casas de uno, dos y tres niveles: “Por ejemplo, la casa Diagonal es de un piso y en base a un patio de luz central distribuye los distintos sectores de la casa. Todos los recintos (living, estar y dormitorios) cuentan con terrazas independientes”.

En cambio, dice, “la casa Cruz busca generar distintas alas: sector de cocina y servicios, sector piezas de niños y estar familiar, sector de espacios comunes y terraza, todo esto en el primer piso con patios interiores y salidas directa al jardín, dando privacidad a cada uno de estos sectores. Finalmente, en segundo piso se encuentra el dormitorio principal, baño, dos walk in closets independientes y terrazas, generando un sector más privado”.

A su vez, dice, “la casa 2H cuenta con living-comedor integrado, logrando una doble altura de más de 5 metros. En ella el dormitorio principal está en el primer piso, considerando en el segundo piso los dormitorios secundarios, estar familiar y terraza con conexión directa al jardín, siendo una casa que permite el uso simultáneo de distintos sectores comunes”.

Espacios personalizados

Por su parte, Valeria Gori, gerenta comercial de Socovesa, dice que existe un nuevo tipo de consumidor. “Hoy las familias ya no son las mismas de antes, como probablemente no lo serán en 10 años más. Menos tiempo, más ingresos y relaciones interpersonales más flexibles han incidido en el estilo de vida de las personas, redefiniendo el uso y límite de los espacios. Y ese es justo el desafío de las inmobiliarias: construir desde el consumidor y no desde el catálogo”.

En este sentido, dice, una propiedad “hecha a la medida” de sus habitantes, “que apunta hacia la personalización y la flexibilidad en la entrega del producto final. Bajo estas máximas, en Socovesa estamos redefiniendo nuestras propuestas de valor, con una oferta que ha mutado de la estandarización hacia el uno a uno. Pensamos la distribución desde distintas ópticas de habitabilidad, con el fin de crear espacios flexibles para que el cliente decida cómo usarlos”.

Cuenta que “así surgió el programa CustomPlanner, disponible en el proyecto El Tranque en Lo Barnechea, que permite diseñar y crear espacios con el sello personal de sus habitantes. El cliente puede botar muros, ampliar o eliminar recintos, elegir pisos, revestimientos y colores de la cocina, así como diseñar su logia o la nueva terraza con piscina. En definitiva, hacer de la casa el lugar que siempre ha soñado”.

A diferencia de los departamentos, señala, “las casas permiten desarrollar proyectos de mejora y ampliación en el tiempo, lo que significa que tienen potencial de ir evolucionando de la mano con los cambios en la vida de sus propietarios. Con esto en mente nació “Alto Los Bravos”, un condominio ubicado en La Dehesa, cuyas casas pueden ampliarse, sin apretar los espacios. Al momento de la compra les entregamos los planos a los clientes y dejamos las casas listas para que crezcan de 140 m2. totales a 194 m2. . Con estas características los clientes son principalmente familias en nido de formación, que crecieron en este sector y que por ende sus redes están ahí”.

También departamentos

Pero la tendencia no solo involucra casas. La Inmobiliaria Surmonte, por ejemplo, ha desarrollado en sus proyectos de Providencia, Lo Barnechea y Ñuñoa un concepto de departamento flexible, el que permite adaptar los espacios a las necesidades presentes o futuras de sus habitantes.

Fuente: El Mercurio

banner-invierteenpropblog-500x120px

Lee también

millennials

Millennials son los que más apuestan por la inversión inmobiliaria

Según un estudio que realizamos en conjunto con BDO Chile, muestra  que desglosa cómo cambió …