APV versus inversiones inmobiliarias

Cuando se trata de ahorrar para tu futuro te recomendamos conocer las diferentes de hacerlo, ya que sólo así tomarás la mejor decisión. A continuación, ponemos frente a frente las modalidades y beneficios del APV y de las inversiones inmobiliarias. Ahora, tú decides cómo aseguras tu futuro. 

Muchos habrán escuchado la sigla APV o Ahorro Previsional Voluntario, que corresponde a un complemento al ahorro obligatorio y su principal objetivo es mejorar o anticipar tu pensión. Ahora, cuáles son sus pros y contras en comparación con las inversiones inmobiliarias, es lo que te mostramos a continuación.

APV y sus modalidades

El Ahorro Previsional Voluntario o (APV) puede realizarse, de acuerdo a la Súper Intendencia de Valores y Seguros (SVS) existen tres alternativas: Cotizaciones Voluntarias. Sólo las AFP pueden ofrecer ésta alternativa, depósitos de ahorro previsional voluntario y depósitos convenidos.

Además, existen dos regímenes tributarios que favorecen a quienes ahorren voluntariamente para tu jubilación. El régimen tributario letra A se aplica a rentas medias y bajas, y otorga una bonificación anual de cargo del Estado equivalente al 15% del monto ahorrado.

En el régimen tributario letra B, en tanto, los aportes de cotizaciones voluntarias se rebajan de la base imponible del impuesto a la renta hasta un máximo de 50 UF mensuales. Si quieres retirar ese dinero, te conviene pensarlo dos veces, ya que perderás los beneficios tributarios asociados al APV.

Por ejemplo, si tienes un APV y decide retirar su dinero, y está bajo el régimen tributario letra “A”, tendrá que devolver al Estado la proporción correspondiente a bonificación fiscal recibida, o sea, se retendrá un 15% de los fondos. Si elegiste el régimen “B”, va a tener una sobretasa de impuesto que va entre el 3% y el 7% adicional a la tasa del impuesto global complementario.

Inversión inmobiliaria y sus beneficios

Cuando se trata de invertir ahorros o dinero para asegurar un mejor futuro y obtener libertad financiera, invertir en propiedades se vuelve una atractiva opción de capitalizar y generar patrimonio de manera estable, con una inversión tangible y menos volátil.

A continuación, te detallamos algunas de las razones más potentes sobre los beneficios de invertir en propiedades. Resulta más conveniente que ahorrar, con una compra buena verá aumentos de capital por el valor y los ingresos por alquiler llenan su cuenta bancaria.

Al invertir en propiedades crearás ingresos adicionales con un arriendo. Entonces sabe que gana dos veces, debido a que su propiedad de inversión está aumentando de valor a largo plazo y porque puede disfrutar de una renta fija de alquiler mensual.

Por la plusvalía que obtendrá esa o esas inversiones inmobiliarias. Por ejemplo, si en enero 2015, el precio de lista para un departamento de un dormitorio y un baño era de UF 1.450, en Estación Central en la Región Metropolitana. En diciembre de ese mismo año llegó a UF 1.700, es casi un 20% de aumento en apenas 12 meses.

Beneficios tributarios, que te ayudan a descontar de tu base imponible, mediante mecanismos como el DFL2- por lo que los herederos reciben el inmueble sin pagar impuestos a la herencia y no solo pueden ser herederos legales si no que opcionales.

En el caso del 55 Bis- “durante los primeros años todos los intereses que se pagan de los créditos hipotecarios -que no excedan los 4 millones de pesos entre todas las propiedades que uno tenga- se descuentan de tu base imponible, es decir, pagas menos impuestos”, de acuerdo a Felipe Barros- asociado en Capitalizarme.com

inversiones inmobiliarias

Lee también

Si estas pensando en invertir con tu 10% de AFP, te recomendamos:

Creemos que la inversión inmobiliaria sigue siendo la alternativa más rentable a la hora de pensar …