La cocina se transforma en uno de los espacios de mayor inversión

La sofisticación, en particular en los segmentos altos, está ganando espacios en proyectos de construcción y remodelación. Ha crecido el número de equipos disponibles, y el diseño tiende a la integración.
La cocina es uno de los espacios en los que los usuarios e inmobiliarias realizan la mayor inversión. De hecho, muchas veces ocupa el primer lugar de gastos en los segmentos de altos ingresos.
“En una cocina completa Miele, por ejemplo, se pueden invertir cerca de 40 millones de pesos”, indica Jaime Durán, gerente general de Miele Chile.
Las razones de este cada vez mayor monto de inversión, señala el ejecutivo, son variadas.
Una de ellas, indica Durán, es el hecho de que hoy es el mismo consumidor final quien cocina, no terceros. Además, señala, la cocina se ha convertido en un lugar de encuentro con la familia y amigos, por lo que requiere de mayor inversión.
“En Chile, ha pasado de ser un lugar cerrado y de trabajo a uno abierto en donde se viven experiencias que satisfacen los sentidos. No solo de quien cocina, sino de todos quienes comparten el momento”.

Gran sofisticación

A ello se ha agregado un conocimiento cada vez mayor de los usuarios.
“Nuestra experiencia nos demuestra que hoy el perfil del consumidor de lujo es cada vez más selectivo, instruido, fan de las marcas e interesado en conocer todos los detalles sobre el origen de la empresa, la calidad, tecnología, certificaciones, el cuidado del medio ambiente y las ventajas que ofrecen”, afirma Patricia Ramírez, gerenta de Top Kitchen.
Hay un público cada vez más exigente, dice la ejecutiva. “Por ejemplo, nuestro público esta formado mayoritariamente por hombres y mujeres de entre 30 y 60 años, segmento ABC1. Muchos han vivido en otros países, por lo que conocen las características y origen de las marcas. Además, son clientes que valoran cada vez más los productos y diseños de lujo en la cocina, lo gourmet , y aman cocinar y alimentarse bien, así como disfrutar este espacio de la casa”.
Es más, comenta, otro punto de interés es que la cocina se ha transformado cada vez más en un lugar ya no solo para cocinar, sino que también es el espacio principal de la casa, donde se comparte con la familia y los amigos. “Por este motivo, la tecnología de fabricación de muebles y los detalles de terminaciones para conservar por más tiempo los alimentos son ítems cada vez más importantes al momento de escoger cómo y con qué productos equipar su cocina”.

Más equipos

Patricia Ramírez señala que esta mayor sofisticación trae consigo variadas tendencias en diseño y en equipos de cocina, que cada día son más numerosos y sofisticados: cafeteras empotradas, refrigeradores integrados o incluso quinchos con parrillas empotradas y otros accesorios.
“Una de las tendencias es la exigencia de refrigeradores y freezers apanelables. Con esta alternativa se prioriza el mayor diseño en los muebles, buscando una uniformidad de las líneas que conforman la cocina. Por lo que ya, hace unos años, el lavavajillas apanelable como el refrigerador y freezer son cada vez más comunes, quedando escondidos u ocultos”.
A su vez, dice, se privilegian las “columnas altas de colores brillantes como blanco o gris. En ellas se empotran hornos, microondas, cafetera y horno a vapor. Así, se busca uniformidad en las dimensiones, respetando siempre las líneas de corte de los muebles de cocina”.

Efecto invisible

También, indica, se están imponiendo “los sistemas de apertura con cierre suave en todos los cajones y puertas, y en materiales de muebles de cocina se concentran normalmente en melamina lacada o lasertec, mayoritariamente en valores blancos, grises y toques de madera”.
Agrega que las manillas ya no son un factor importante en las cocinas. “Ahora estas tienen sistema de apertura por tirador oculto, ya sea vertical u horizontal. Esto permite aún más resaltar la uniformidad de la cocina, sin dejar de lado la funcionalidad de esta”.
Así también, dice, “el especiero es infaltable a un lado de la encimera de la cocina así como los esquineros que aprovechan los espacios perdidos, dando más espacio de almacenaje al cliente. De esta manera, notamos cómo los accesorios han tomado protagonismo en los últimos años, aumentando la adquisición de accesorios cada vez más sofisticados como coperos, cuberteros de acero inoxidable o madera, sistemas de organización de ollas, etc.”.
En cuanto a la iluminación, señala que “algunas de las tendencias son los fondos iluminados de los muebles aéreos, luces LED sobre los muebles aéreos, cajones iluminados, etc.”.
En otro aspecto, dice, “la cocina o mesa isla es cada vez más un infaltable en la cocina actual, ya que cumple su rol como mesa de trabajo y/o comedor de diario”.
Ahora, afirma la ejecutiva, “en cuanto a las cubiertas, la tendencia se enfoca en la que el cliente busca cubiertas de piedra cada vez más puras, es decir, cada vez con menos resina, ayudando al cocinero a manejar tanto productos calientes como fríos sin inconvenientes. Además, los espesores de las cubiertas han ido disminuyendo de 2 cm a 1,2 cm, así como ahora éstas son sin respaldo”.
Fuente: El Mercurio

Lee también

El futuro del sector inmobiliario tras crisis por Covid-19: 6 desafíos que tendrá que asumir el rubro durante en los próximos 6 meses

Según los expertos del sector inmobiliario, en los próximos seis meses las viviendas de inversión …