Las claves para arrendar a tiempo

Para evitar la vacancia de una propiedad es importante destacar sus atributos. Pero es mejor no desesperarse.

Conseguir arrendatario para una segunda vivienda puede tener sus bemoles.
A veces la velocidad de colocación no es la esperada. Pero es mejor no desesperarse.
Es preferible, a veces, no arrendar la propiedad si el posible arrendatario no da confianza. Y jamás se debe olvidar confeccionar un contrato de arriendo o recibo de dinero, por mucho que el acuerdo se haga a última hora.
Además, ha señalado Juan Carlos Valdivia, abogado, corredor y ex presidente de Acop, es recomendable que el arrendatario anticipe el 50% del pago y que el saldo lo cancele a la entrega material de la propiedad. Y también, se debe confeccionar un inventario de la propiedad.
Por su parte, Cristián Silva, gerente general de Fermont Gestión Inmobiliaria, expresa que es clave para lograr efectividad en el arriendo contar con corredores de propiedades que hagan una asesoría integral, y que ojalá cuenten con cierto grado de especialización en el mercado o zona.
Otras alternativas
Pero el arriendo con fines de descanso no es la única opción para estas viviendas.
En algunas ciudades, como Iquique, La Serena o Antofagasta, entre otras, la industria minera demanda propiedades en arriendo para sus ejecutivos y contratistas, lo cual abre la posibilidad de arrendar estas viviendas durante todo el año, con atractivas rentabilidades.
A su vez, indican los agentes del mercado, en ciudades como Viña del Mar o Valparaíso, entre otras, existe también una demanda interesante de arriendos para estudiantes universitarios, ya sea pregrado, posgrado o intercambio, lo cual permite hacer uso de estas propiedades en enero y febrero.
Y también hay un creciente número de adultos mayores que están eligiendo los balnearios como residencia definitiva, lo cual favorece la compra o el arriendo.
Lo importante, dicen, es asesorarse bien, ya sea con las mismas inmobiliarias o con corredores de propiedades especializados en las diferentes zonas turísticas.
Muchos de estos profesionales, incluso, cuentan con redes internacionales que permiten ofertar estos servicios a extranjeros. Es decir, hoy es posible reducir la capacidad ociosa de estos departamentos. La costa ya no es sinónimo de verano o fines de semana: puede ser un negocio para todo el año.
A esto ayuda, aseveran los especialistas, que hoy los departamentos de segunda vivienda cada día se parecen más a los de primera vivienda. Señalan que en muchos casos el nivel de terminaciones y equipamientos nada tienen que envidiar a edificios de primera vivienda. Así, es posible encontrar complejos con grandes piscinas, lagunas, gimnasio, áreas verdes, quinchos y salas de cine.
Fuente: ElMercurio.com

Lee también

10 cosas que debes saber sobre un contrato de arriendo

Antes de que firmes un contrato de arriendo será de mucha ayuda que sepas qué …